Alimentación

¿Es completa esa dieta casera, nutricionalmente hablando?

M.V.Z. Miguel Ángel López Nuñez

En la actualidad y a pesar de que existen opciones comerciales de alimentos balanceados muy atractivas para los dueños de mascotas, todavía se puede ver a personas que deciden cocinar para sus perros o gatos. La acción de cocinar la comida a nuestras mascotas puede resultar en serios desbalances o deficiencias nutricionales para su organismo.

En general, una dieta casera tiene como base el arroz y vísceras de pollo o trozos de carne de res. Este tipo de dietas presenta una deficiencia en la cantidad de fibra ofrecida a la mascota debido a que ninguna de las dos materias primas mencionadas contiene niveles adecuados de este nutriente. Adicionalmente, esta dieta en específico puede presentar un exceso de grasa y por lo tanto en energía lo cual conlleva a animales obesos. Otros dos puntos muy importantes qué resaltar en esta dieta son la posible deficiencia de vitaminas debido al proceso de cocción prolongada y un muy probable desbalance de minerales, por ejemplo, calcio y fósforo. También es interesante resaltar que por la textura de este alimento es prácticamente imposible lograr que exista algún tipo de fricción entre el alimento y los dientes, como sucede con las croquetas, por lo tanto es mucho más fácil la formación de placa bacteriana y gingivitis. Finalmente hay que tener precauciones con el manejo de este alimento ya que de no refrigerarse se puede fermentar y causar enfermedades intestinales a las mascotas.

Existen otros tipos de dietas preparadas caseramente: las dietas crudas. En estas dietas se ofrece algún tipo de carbohidrato (papa, yuca, etc.) mezclado con alguna fuente de proteína (pollo, pescado, res, cerdo, huevo) y vegetales o frutas (con el fin de que contribuyan con la fibra), así como cartílagos o huesos bien molidos (como fuente de minerales). Estas dietas presentan los siguientes inconvenientes para los animales: primero, el que tengan materias primas que aporten toda la variedad de nutrientes (proteína, grasa, fibra, carbohidratos, vitaminas y minerales) no quiere decir que vengan en la cantidad adecuada y correcta que el animal requiere; por otro lado, algunos de los ingredientes utilizados, en su forma cruda presentan substancias que evitan la absorción de algunos nutrientes (por ejemplo el huevo crudo contiene una substancia que evita que el organismo absorba la bitotina, una vitamina muy importante para la salud de las mascotas). Independientemente del muy probable desbalance nutricional, no siempre se consigue que las heces tengan consistencia firme y poco olor, además de que el hocico de las mascotas tiene en general un olor desagradable y es muy molesto que la zona del hocico permanezca mojada con restos de alimento.

En conclusión, lo mejor es dejar a los expertos en nutrición el diseño de las dietas que se ofrecen a las mascotas ya que han cuidado la cantidad y balance adecuado de nutrientes que ellas requieren de acuerdo a su edad y estado físico. Por supuesto, si queremos consentir y sorprender a nuestra mascota con un alimento especial para ellos, lo más recomendable alimentarlos con un buen alimento Premium o Super Premium completo que presente una variedad de sabores, como pollo y arroz o res y arroz, además también podemos ofrecerles premios con diferentes sabores o texturas que los mantenga junto con una dieta adecuada, felices, nutridos y entretenidos.

Una mascota sana es una mascota feliz

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>