Columnas

Un perro necesita ser perro

En conversación con Héctor Walvor en cuanto a la tenencia responsable de perros nos dice que uno de los factores primordiales para saber si una persona o familia son candidatos a tener un animalito de compañía es saber cuál es la razón por la que queremos tenerlo.

¿Para qué quieres un perro?

Puede ser que lo que se busca es suplir una carencia o reforzar una cualidad. Así que si ya tienes un perro y aún no te preguntas para qué, éste puede ser un buen momento.

Darte el tiempo de pensar en la respuesta solamente facilitará tu proceso de mejor relación entre el binomio canino. Digamos que es una forma de tenencia además de responsable, consciente de un ser vivo que está ahí contigo para acompañarte y seguirte.

Muchos expertos en veterinaria y en entrenamiento coinciden en que el mayor bienestar que le podemos ofrecer a nuestro perro es tratarlo como perro; es decir, NO HUMANIZARLO.

Un perro necesita saber que tiene un dueño en el cual puede confiar y al cual obedecer, es su naturaleza. Por lo que de entre algunos consejos:
1. Poner límites, por ejemplo, el perro debe saber cuándo tú le das permiso de subir a un sillón o no. Tú mandas siempre.
2. Salir a pasear como humano y perro; los cuadrúpedos necesitan caminar en sus cuatro patas para desarrollar su musculatura y evitar degeneración en sus articulaciones, por lo tanto, ponerlo en una carriola es anti natural.
3. La alimentación es vital para mantener su bienestar por lo que debes consultar con el veterinario cuántas veces al día darle de comer y en qué cantidades. Trata de no darle sobras de comida porque en lugar de ayudarle puedes perjudicar su digestión con alimentos que no procesa tan fácilmente su organismo.
4. Cada perro necesita de una atención distinta y si tienes un perro mayor de siete años, es posible que tengas que estar más atento a sus rutinas de comida, de actividad física y de atención. Pero sin olvidar que es un animalito de compañía.
5. Puedes también complementar su alimentación con productos especialmente diseñados para ellos como el colágeno hidrolizado que ayudará a darles una mejor calidad de vida.
6. No tengas miedo a regañarlo porque se sienta mal y te “deje de querer”, la maravilla de los perros es que viven en el momento presente así que para ellos el rencor no existe. Deberíamos aprender de ellos.

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>