Consejos

Que pasa cuando mi perro come huesos

Muchas personas creen que es bueno darle de comer a su perro las sobras de la comida familiar, que por cierto hay que decir que esa es la peor forma de nutrir a un perro; pero de alguna manera es rápido, fácil, bueno para la economía familiar y la comida no se tira, entonces ¿qué daño puede hacer?

Pues bueno, antes que nada hay que recordar que hay comida que mata lentamente a los perros, y cuando se trata de tu mejor amigo y hacerle daño indirectamente porque no sabías que los huesos de pollo son dañinos, que las cebollas, aguacates, chocolates y otras cosas son muy toxicas para ellos, no saberlo puede costarle la vida a tu perro y una gran factura médica.

Así que no hay nada como combinar alimento seco para perros, es decir croquetas, con algo de alimento húmedo, ya sabes, para prevenir la torsión gástrica, combinando puedes ponerte creativo. Pero cuando se trata de huesos de res, pollo o puerco, por más que tu mascota sienta unos enormes deseos de lamer, roer y comer esos huesos es mejor que no lo dejes y sabiendo que le gusta mucho comerlos, cuando vayas a tirarlos a la basura orgánica, cuida que no queden de fácil acceso para que tu perro tumbe el bote y los saque para comerlos, porque si come muchos huesos esto puede matarlo.

Y esto sucede porque el perro no puede digerir de forma correcta esos huesos, dañando a su paso todo el tracto gastrointestinal del perro, en casos muy leves puede provocar diarrea con sangre; pero en casos extremos la muerte.

Por eso es muy importante saber el qué pasa cuando mi perro come huesos y la respuesta es de forma metafórica se está envenenando con algo que no podrá digerir. Porque lo más peligroso es cuando se acumulan los huesos o no los mastican bien y les crean una obstrucción que solo puede extraerse quirúrgicamente.

Razones por las cuales no debe comer huesos

Una astilla de un hueso puede perforar un órgano y provocar hemorragia.
El roer los huesos desgastan sus dientes, lengua y paladar y a la larga puede provocar dolor en las encías.
Los huesos que no pueden ser masticados o digeridos, como los de res, se quedan atorados provocando dolor.

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>