5 frutas que puedes congelar para darle a tu perro como un snack frío esta temporada de calor

Cuando llega la temporada de calor todos buscamos opciones para refrescarnos, y una de esas opciones son los snacks fríos, y si bien, para los humanos este tipo de postres fríos son usualmente paletas y helados, para los perros existen otras versiones frías más saludables y naturales.

De hecho, una de las prácticas más comunes y recomendadas para cuidar a los perros en la época de calor, para refrescarlos, si bien, sí, hay helados para perros, una alternativa más natural y que se recomienda más es congelar frutas y verduras que le gusten a esta mascota, para dárselas cuando hace calor.

El optar por congelar frutas que sean aptas para el perro, es una mejor alternativa para refrescar a estas mascotas que darles otro tipo de comida procesada o hasta lácteos; además, funcionan igual y refrescan de la misma manera a los caninos, sin darles azúcar extra optando por alternativas más naturales.

Eso sí, cuando le das a un perro un snack, cualquiera, debes considerar la cantidad que le das porque cualquier comida extra va a afectar su nutrición y si das en mucha cantidad puedes hacer que adquiera unos kilos extras, por ello, al usar premios de forma regular es bueno controlar la cantidad y pensar en su ingesta calórica diaria, para así equilibrar sus comidas.

Teniendo en cuenta eso, moderar las porciones de los premios y golosinas, cuando optas por frutas y verduras es una muy buena forma de complementar su alimentación, y al congelarla le ayudará al perro a enfriarse cuando haga calor.

Pero ¿Cuáles frutas o verduras se pueden congelar?

Puedes congelar cualquier tipo de fruta que le guste a tu perro, pero, además de que le debe de gustar, debes fijarte que sea una fruta que sea apta para consumo canino, lo mismo sucede con las verduras o vegetales, ah, y también debes considerar que la fruta o verdura que le vas a congelar, sea apta para este proceso y pueda comerse cruda.

Además, otra consideración especial que debes tener en mente, es el tamaño de la porción que usarás para congelar, y debes tener en mente que, si vas a congelar la fruta en tamaño bocado, deba tener el tamaño justo para evitar que tu perro se ahogue con ella, ya sea un poco grande para forzar a que el perro muerda la fruta, o en su defecto, sea un trozo pequeñito que no le vaya a causar molestias al tragar o morderlo, por ejemplo, podrías cortar trocitos de sandía y congelarlos, o también podrías congelar una zanahoria, si es que le gustan completa, para que la muerda mientras está fría.

Solo ten cuidado, si a tu perro no le gustan las cosas congeladas, no lo fuerces, puede ser que sus dientes sean sensibles al frío o simplemente no le gusta comer cosas a esa temperatura.

En el caso de que tu perro si disfrute de las cosas frías y le gusten las frutas, puedes congelar las siguientes opciones:

1.   Trozos de Manzanas

2.   Trozos de Sandias

3.   Trozos de Melón

4.   Tallos de Apios

5.   Zanahorias 

Leave A Reply

Your email address will not be published.