Gato

8 enfermedades en los gatos que son muy comunes

Si vives con un gato en tu casa o apartamento sabes que son animales que se caracterizan por ser independientes y de fácil cuidado. Sin embargo, como todo ser vivo, necesitan de atenciones que garanticen su bienestar y calidad de vida en todo momento, por lo que es importante llevarlos al veterinario con regularidad para hacerles chequeos de rutina y asegurarnos de que todo está en orden.

Ofrecerle una buena alimentación, tener sus vacunas al día y darle todo el cariño y comodidad posible a tu felino lo mantendrá sano y feliz. No obstante, en alguna determinada ocasión puede que el equilibrio se rompa y el animal termine enfermando, ya sea por juntarse con otros gatos que le transmitan enfermedades, por algún virus que se encuentre en el ambiente o por cualquier otro agente que altere su sistema inmunitario.

Ante esto, es mejor estar precavidos y por ello, queremos mostrarte cuáles son algunas de las enfermedades más comunes en gatos, de manera que las conozcas y sepas detectarlas para mantener protegido a tu felino.

1. Inmunodeficiencia felina

La inmunodeficiencia felina o también conocida popularmente como sida felino, es una enfermedad causada por un virus que se transmite principalmente a través de la sangre, por mordeduras o por la reproducción. La acción de dicho virus es similar a la del VIH y avanza lentamente durante los años, atacando al sistema inmunitario del animal y destruyendo sus glóbulos rojos, haciendo que sufra múltiples infecciones.

Algunos de los síntomas de esta patología son diarrea, pérdida de peso, letargo, infecciones respiratorias, orales y otras. Actualmente los científicos están trabajando en el desarrollo de una vacuna, pero de momento, la única forma de evitar contraerla es impidiendo que el animal entre en contacto con otros gatos infectados. De igual forma, es importante que sepas que la inmunodeficiencia felina no puede ser transmitida del animal a la persona, por lo que, en caso de que tu mascota llegue a contraerla, no estarás en riesgo.

2. Conjuntivitis

Otra enfermedad bastante frecuente en los felinos es la conjuntivitis, la cual se produce por una inflamación en la membrana conjuntiva que recubre tanto la parte anterior del globo ocular como el interior de los párpados.

La conjuntivitis puede producirse por infecciones causadas por factores ambientales como la entrada de polvo, por ejemplo, o por infecciones bacterianas y otras causas. Entre los síntomas más característicos de esta enfermedad ocular se encuentra el enrojecimiento del ojo, lagrimeo constante, sensación de picor y secreciones oculares.

3. Rabia

Se trata de una enfermedad originada por un virus perteneciente a la familia Rhabdoviridae. Esta patología puede llegar a provocar la muerte del felino infectado, además de ser una zoonosis, lo que significa que también puede ser transmitida de animales a personas.

La forma más común de contraerla es a través de la mordedura de un animal infectado, pero también puede ser transmitida por arañazos o lametazos de heridas abiertas. Algunos de los síntomas de la rabia son fiebre, salivación excesiva, convulsiones, vómitos, parálisis, pérdida del apetito, maullidos anómalos, entre otros.

El mejor método para prevenir esta enfermedad es la vacuna, por ello resulta imprescindible que tu mascota esté vacunada contra tal patología.

4. Cataratas

Al igual que ocurre en las personas, los gatos también pueden padecer cataratas, la cual consiste en la pérdida de transparencia del cristalino. El desgaste de esta transparencia acaba disminuyendo la visión del animal hasta anularla por completo de manera definitiva, si no se trata a tiempo.

La sintomatología de esta enfermedad ocular se observa cuando: la pupila del animal es blanca o azulada, manifiesta inseguridad al caminar, tropieza con objetos o personas, el tamaño y forma de sus pupilas cambia o hay excesiva humedad en sus ojos.

Si la catarata no afecta a la calidad de visión del felino, no requiere necesariamente de un tratamiento. No obstante, si la pérdida de visión es notoria, el especialista puede valorar la intervención quirúrgica.

5. Leucemia Felina

Esta afección es bastante grave, ya que puede ser mortal para el felino. La forma de contraerla se puede dar a través de fluidos corporales como orina, heces, sangre y saliva de otros gatos infectados, aunque también puede ser transmitida de madre a hijo por medio de la leche materna.

La leucemia felina viral ataca al sistema inmunitario del afectado hasta convertirse en una patología crónica, provocando la muerte del paciente. Sin embargo, en algunos casos el animal puede vencer al virus durante la etapa inicial del cáncer.

Algunos de los síntomas más característicos son fiebre, pérdida de peso, letargo, anemia, inflamación de los ganglios linfáticos, dificultad para recuperarse de otras enfermedades comunes, pérdida del apetito, proliferación de infecciones, desarrollo de tumores en diferentes órganos del cuerpo, entre otros.

La mejor forma de proteger a tu mascota de esta peligrosa enfermedad es vacunarla contra el virus.

6. Insuficiencia renal felina

También llamada fallo renal crónico, corresponde a una de las enfermedades más comunes en los gatos adultos y se caracteriza principalmente por el mal funcionamiento de los riñones en un periodo de tiempo continuo.

Esta patología es irreversible y hace que los órganos afectados dejen de ejercer sus funciones con normalidad, lo que le impide al felino la acción de eliminar las impurezas de la sangre. Los síntomas más frecuentes son la pérdida de peso y apetito, diarrea, mal olor de boca y úlceras.

Hasta el momento se desconoce la razón por la cual se produce esta enfermedad. Sin embargo, para evitarla lo ideal es realizar pruebas de laboratorio mínimo una vez al año, pues estadísticamente 3 de cada 5 gatos luego de sus 8 años de edad, tienen altas probabilidades de desarrollar la enfermedad renal. Aunque una dieta especialmente adaptada para reducir el trabajo de los riñones de tu felino también puede ayudar a prolongar su calidad de vida.

7. Trastornos gastrointestinales

Los trastornos gastrointestinales a pesar de ser bastante frecuentes en los gatos, su nivel de afección no es tan grave como otras, lo que quiere decir que la vida del animal no está en riesgo, aunque no por eso deja de ser una molestia tanto para el felino como para el dueño.  

Son trastornos que pueden surgir por la ingesta accidental de parásitos en alimentos en estado de descomposición o que no sean del todo digeribles por el sistema digestivo del animal. Lo que podría provocarles vómitos, diarrea o una intoxicación, o derivar efectos secundarios por la deshidratación como dolores musculares.

En caso de que tu mascota padezca de estos síntomas, debes llevarlo a un centro de atención veterinaria cuanto antes.

8. Diabetes Mellitus

Es una enfermedad provocada por la incapacidad del organismo para hacer un correcto uso de la insulina, la cual se encarga de absorber los azúcares por parte de las células para generar energía en el cuerpo o por la deficiencia de la misma.

La diabetes mellitus es desarrollada con mayor frecuencia en felinos con obesidad mayores de 7 años de edad, cuyo estilo de vida es sedentario. Entre los síntomas más recurrentes de esta patología se encuentra el aumento del apetito, consumo excesivo de agua y aumento en las micciones. 

Gran parte de estas enfermedades felinas pueden prevenirse siguiendo al pie de la letra el programa de vacunación que indique el veterinario. En veterinaria Only Paws cuentan con los mejores servicios de asistencia animal para que tu mascota se mantenga protegida y saludable, por lo que, si aún no cuentas con una clínica de confianza, podrías considerarla como una opción.

author avatar
Yesica Flores