A mi perro le duele al levantarse ¿Por qué?

Hay que saber que, los problemas de movilidad de un perro, ya sea al caminar o levantarse son más comunes de lo que parecen, y diversos factores como la genética, su salud, su alimentación, la edad entre otros, pueden propiciar que el perro se mueva con dificultad, dolor o lo haga de forma extraña.

Ahora, si bien, este tipo de problemas pueden llegar a ser comunes que se manifiesten, hay que saber que no es normal o no debería ser normal, que un perro viva con dolor o con problemas de este tipo; por ello, es muy importante que, cuando un perro manifieste conductas extrañas, también están incluidas las conductas fisiológicas, sobre todo las relacionadas con la movilidad, todas estas deben ser valoradas por un experto en salud animal, quien pueda determinar la causa de forma certera así como un tratamiento correctivo.

Esto quiere decir en pocas palabras, que, cuando tu perro se mueva de forma extraña o anormal, incluso cuando se levanta, lo mejor es que lo revise un Médico Veterinario; este chequeo, será la única forma de saber qué es lo que le pasa a tu mascota y brindarle ayuda.

Pero, hablando de este tipo de comportamientos extraños, ¿por qué pasan?

¿Por qué a un perro le puede costar trabajo levantarse?

Las razones por la cuales un perro tiene dificultad para levantarse o al caminar con sus patas traseras pueden ser muchas, y entre ellas las más comunes son la edad, problemas articulares, inclusive esto podría ser provocado por un traumatismo o golpe; pero, hay que saber que la causa más común que incapacita las patas traseras o disminuye su movilidad, a cualquier edad del perro, puede ser la displasia de cadera, una enfermedad que si se agrava puede deteriorar tanto la calidad de vida de la mascota, lo que hace que casi siempre, en estados avanzados de esta enfermedad, el perro sea sacrificado.

Por eso es muy importante detectar a tiempo este padecimiento, el cual, con medicina y cuidados paliativos puede reducir el avance de la enfermedad para que el perro pueda vivir por más tiempo.

Eso hace que sea vital descubrir la displasia de cadera a tiempo, la cual comienza casi siempre con debilidad en las patas traseras del perro, y además de que le cuesta trabajo levantarse, tambien le es muy difícil caminar, correr o usar sus patas traseras, por lo que tiende a resbalarse o caerse.

Cuando notas que el perro, además de que no se puede levantar fácilmente, además de eso le cuesta trabajo moverse con sus patas traseras, debes acudir inmediatamente al veterinario, para una revisión del animal y verificar si se trata o no de displasia de caderas.

Aunque también, debes recordar que otras razones como la edad, una mala alimentación o problemas articulares, también pueden provocar que el perro tenga problemas para levantarse.

Leave A Reply

Your email address will not be published.