Columnas

Abriendo brecha en la tenencia responsable de animales de compañía

De acuerdo con la reciente Encuesta Nacional de Bienestar (ENBIARE) del INEGI, en México existen 80 millones de mascotas, de las cuales 43.8 millones son caninos, 16.2 millones felinos y 20 millones de diferentes variedades. Señalando un incremento exponencial desde la pandemia, con tendencia a mantener su crecimiento. Expertos aseguran que las nuevas generaciones como la Z y los millennials se inclinan por tener animales de compañía antes que convertirse en padres; mientras que los adultos mayores los han adoptado como compañeros de vida.

“Este nuevo contexto social resignificó el valor emocional de las mascotas, por lo que en Bye Bye Friend decidimossumarnos a las acciones de concientización sobre tenencia responsable y el cierre de su ciclo de vida, a través de una despedida cálida y transparente que va más allá de una cremación al desarrollar e integrar la experiencia del Último Adiós”, señaló Manuel Ramírez, Director de la marca.

Actualmente, el primer Santuario Funerario para Mascotascolabora en un ecosistema de conferencias con instituciones siendo el caso del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la CDMX, algunas Alcaldías como la Cuauhtémoc, Benito Juárez y Álvaro Obregón, así como con el Centro de Transferencia Canina del Transporte Colectivo Metro; para difundir la importancia de su óptimo cuidado, tips de convivencia, asesoría sobre su destino final y cómo superar el duelo.

Bye Bye Friend se preocupa por cada uno de los procesos para despedirlos de una manera respetuosa al conjugar infraestructura, profesionalismo y la experiencia del Último Adiós, desarrollada con la asesoría de tanatólogos para ayudar a cerrar el ciclo de vida de las mascotas y su conexión con las familias, a través de la Carta del Corazón que se deposita en el Árbol de los Guardianes, donde ante su partida se liberan emociones y sanan corazones.

Estudios recientes destacan, que siete de cada diez hogares cuentan por lo menos con una mascota. Con un gasto en promedio anual por parte de la generación Z de $39,159 pesos, seguido por los millennials con cerca de $25,000 pesos, mientras que la generación X destina en promedio $23,000 pesos. Siendo por demás relevante, considerar su destino final a través de un servicio de cremación inmediata o un plan de despedida a futuro.

La empatía y el cariño incondicional que dan sin esperar algo a cambio, genera un efecto positivo en el estado de ánimo de las personas, de ahí que se detonen nuevas formas de convivencia familiar. Lo cual nos lleva a enfrentar situaciones de partida para las que debemos prepararnos, ya que en promedio viven entre 3, 7 y 15 años dependiendo de la especie; por lo que sin duda a lo largo de nuestra vida despediremos a por lo menos a tres de nuestras mascotas.

“El objetivo es atender de manera profesional y eficiente a quienes de manera responsable se ocupan por el destino final de sus animales de compañía, adaptándonos al nuevo contexto afectivo que tienen como un miembro más de las familias. Creando una experiencia para ayudar a soltar y cerrar el ciclo de vida de ese gran compañero, que va más allá de una cremación”, indicó el directivo.

author avatar
Yesica Flores