Adiestramiento canino: orden para echarse

Si queremos enseñar a nuestro amigo a echarse, la palabra que utilizaremos es “PLATZ”.

Para este ejercicio, una vez colocado el perro a nuestra izquierda, pasaremos la correa por delante de nuestro pie izquierdo, y a la voz de “platz” presionaremos con el pie sobre ella hasta obligarle a que se eche.

No hay que hacerlo violentamente, pues el ejercicio consiste en mantener la cabeza erguida y las patas paralelas, no en aplastar en el suelo el cuerpo y la cabeza.

Si intenta levantar el trasero presionaremos con la mano en el lomo sin violencia, siempre tranquilizándolo.

Recordemos que no debemos felicitarlo en posición echado si hace bien el ejercicio, pues tenderá a levantarse buscando la mano que le acaricia. Cuando haya efectuado la orden le diremos que se siente y entonces lo premiaremos.

Una vez echado debemos enseñarle a permanecer quieto, por lo tanto nos alejaremos “tranquilamente” dándole la espalda. Digo “tranquilamente” porque la fina percepción canina capta el nerviosismo o la inseguridad de su amo y no obedece de la misma forma.

Es aconsejable contar con la ayuda de uno o dos amigos para que, una vez dada la orden de echarse, pasen por su lado haciendo ruido y moviendo objetos. El perro tiene que hacer caso omiso de ellos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.