Animales rescatados

Por M.V.Z. Miguel Ángel López

Tristemente, cada día son más los animales que son víctimas de maltratos, enfermedades, hambre y atropellamientos. Afortunadamente para ellos, hay muchas personas de buen corazón que los rescatan, ya sea adoptándolos o ayudándolos a mejorar su condición y a que encuentren un hogar.

Cuando encuentres a un animal abandonado y en malas condiciones, demuéstrale que eres amigo y que no lo vas a lastimar. En el caso de un perro, puedes estirar tu mano con el puño cerrado para que la huela; antes de tocarlo, asegúrate de que no te va a morder y ten precaución si está herido, pues puede estar muy asustado y no sabes cómo podría reaccionar. Utiliza una manta para envolverlo y cargarlo de forma segura, pero si prefieres no hacerlo, puedes llamar a alguna de las brigadas u organizaciones de rescate en tu ciudad y acompañarlo mientras vienen a ayudarlo. Si prefieres, puedes llevarlo a tu casa temporalmente y atenderlo allí, pero si esto no es posible, habla con tu familia y amigos hasta encontrarle un hogar definitivo. No te preocupes si no tienes espacio en tu casa, sólo busca un lugar temporal donde pueda cubrirse del frío o del calor. Usa sábanas o cobertores viejos y dale alimento y agua, pero sobre todo llévalo con el veterinario para que lo atienda.

Si decides adoptar, toma en cuenta las responsabilidades y compromisos que tienes para que el animal que escogiste tenga una buena calidad de vida en el futuro, tales como llevarlo regularmente al veterinario y alimentarlo con productos Premium o Super Premium secos, semihúmedos o húmedos para que esté sano y bien nutrido.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Veterinarios Especializados en Pequeñas Especies (AMMVEPE), se estima que en el país hay alrededor de 28 millones de mascotas, de las cuales 23 millones son perros y gatos; de ellos, sólo alrededor del 30%, 8.4 millones, tiene un hogar.

No todos los animales que encuentras en la calle fueron abandonados; algunos sólo están perdidos y asustados, es probable que hayan escapado de sus casas por algún descuido de sus dueños. Busca su identificación o pregunta en las casas del vecindario donde lo encontraste, o bien tómale una foto y súbela a las redes sociales; ésta es la mejor manera de encontrar a su dueño o a su nuevo hogar.

Existen muchas organizaciones especializadas que buscan el bienestar de animales en peligro, como aquellos que están atorados en mallas de alambre o que caen en barrancas, quienes son llevados a refugios para posteriormente ser adoptados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.