Cada cuando debo limpiar las orejas de mi perro

Una de las partes más importantes del cuidado de un perro, y la tenencia responsable de una mascota, es por supuesto la limpieza, la cual incluye el sagrado baño mensual, pero, además de baños debes considerar la limpieza de ojos, dientes, orejas y genitales. Hacerlo, no solo es cuestión de hábitos de higiene, además, es una buena práctica para conservar la buena salud de tu mascota.

Así que, a limpiar dientes, ojitos, orejitas y colitas por lo menos de una vez por semana, ya que, de ello, dependerá la salud de tu perro.

Pero, ¿cómo se limpia a un perro?, especialmente, ¿cómo se limpian sus orejas?, y ¿cada cuándo debe hacerse?

Las orejas de un perro son especialmente sensibles, son especialmente sensibles, y en ellas puede acumularse mucha suciedad, además de la cerilla y la grasa natural de la piel que protege esta zona, esto hace que sea muy fácil que se ensucien y si se acumula mucha suciedad puede irritar al perro y hacer infecciones que se pueden complicar, por ello, debes limpiar de forma regular sus orejas.

Cada cuando, dependerá por completo de que tanta suciedad se acumule. Verás, hay razas de perros, que, debido a la forma de la oreja, estas se ensucian muy rápido, y en esos casos, lo mejor es hacer una limpieza diaria.

En el caso de que no acumulen tanta suciedad o cerilla, la limpieza puede ser más espaciada y se puede hacer un par de veces por semana.

¿Cómo se limpian las orejas de un perro?

Para hacerlo, puedes comprar los líquidos o toallas especiales que se venden en tiendas especializadas; pero, en caso de que no cuentes con ellas, puedes usar agua potable, a temperatura ambiente infusionada en manzanilla, pero ten en mente, que este tipo de limpieza solo deberá ser exterior, es decir, en las zonas exteriores de la oreja, y debes limpiar con mucho cuidado, con un algodón humedecido, algún le quites el exceso de agua, para hacer la limpieza.

En el caso de que el perro requiera una limpieza más profunda, es decir, de toda la oreja y oído, lo único que puedes usar para hacerlo, es la solución de uso veterinario que se vende en tiendas especializadas. Este es el único líquido que puedes verter en la oreja del perro, y limpiara su oído interno

Recuerda, no puedes meter nada dentro de su oído, ya que puedes lastimar de gravedad y dañar para siempre su audición y equilibrio.

Para limpiezas internas, siempre opta por las soluciones especiales para hacerlo y procura siempre seguir al pie de la letra las indicaciones que especifica la solución.

En caso de que notes que la oreja tiene un mal olor, secreciones, costras o se ve rara, lo mejor siempre es limpiarla y si la oreja continua con ese estado, o se ve roja o le duele, lo mejor es que lleves a tu perro a una revisión veterinaria.

Leave A Reply

Your email address will not be published.