Cómo almacenar correctamente el alimento de tu mascota

122

El almacenamiento incorrecto del alimento comercial para mascotas, puede derivar en humedad, caducidad y contaminación en su contenido.

Una de las buenas prácticas que debemos mantener  por el bienestar de nuestros animales de compañía, es el correcto almacenamiento de su alimento, porque a pesar de que solemos tomar algunas medidas básicas, a menudo cometemos algunos errores, sobre todo cuando se trata de dueños primerizos.

Hacerlo de manera inadecuada puede provocar que el alimento se eche a perder, se deshidrate, o que la humedad favorezca la producción de bacterias, parásitos u hongos que, al ser consumido por tu mascota, puedan generarle padecimientos como vómitos, diarrea, fuertes dolores estomacales o infecciones graves.

Por ello, especialistas en salud animal involucrados en el “Primer Consenso para Promover la Nutrición y la Salud de las Mascotas en México” – gremio del grupo Amascota de CONAFAB que busca impulsar una correcta alimentación en perros y gatos-, te indican cómo puedes almacenar adecuadamente el alimento comercial de tu mejor amigo para conservarlo en buen estado:

·         El área en donde guardes el empaque debe de estar siempre limpia. Coloca el alimento en tarimas o bases, nunca lo dejes en contacto directo con el piso o la pared.

·         Evita exponer el alimento a la luz del sol, la lluvia o los cambios abruptos de temperatura. Por lo tanto, no es recomendable guardarlo en el balcón, terraza o cualquier lugar abierto.

·         El acomodo de los productos debe de permitir la circulación del aire así como facilitar el control y limpieza de los productos. Respeta la regla de primeras entradas, primeras salidas; es decir, los primeros que compramos, son los primeros que debemos abrir.

·         Una vez abierto el empaque, debes mantenerlo cerrado para evitar contaminación del producto. Puedes utilizar contenedores adicionales para resguardar el alimento, y mantenerlo tanto cerrado como limpio para evitar acumulación de plagas.

·         En el caso del alimento húmedo, una vez abierto puede contaminarse rápidamente si está expuesto a temperatura ambiente, por ello, almacénalo en la nevera y procura que tu amigo lo consuma antes de 5-7 días.

Los especialistas también recomiendan ser precavidos con la cantidad de alimento que compramos para nuestras mascotas, pues al tener alimento de más en casa, hay mayores posibilidades de que el producto se caduque o adquiera humedad. Por otra parte, aunque el alimento seco lo guardes en un recipiente por separado, no se recomienda deshacerte del empaque, por seguridad es necesario que tengas a la mano los datos sobre la marca, la fecha de caducidad y la información nutricional del producto.

Cuando hablamos de nutrición para nuestras mascotas siempre pensamos en el tipo de alimento, cantidad, presentación y las bondades o beneficios que le aportará a nuestros peluditos. Si bien, todos estos aspectos son fundamentales, es vital poner mucha atención en la manera en la que guardamos y almacenamos su comida, así como verificar la información nutricional del empaque para garantizar brindarle la cantidad adecuada a sus características fisiológicas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.