Perros

Cómo evitar que el calor lastime las patas de tu mascota

El verano es una época del año en la que debemos prestar especial atención a nuestras mascotas, ya que las altas temperaturas pueden afectar negativamente a su salud. Una de las partes del cuerpo que más sufre con el calor son las patas de nuestros amigos peludos, ya que están en contacto directo con el suelo caliente. En este blog de perros, te daremos algunos consejos para evitar que el calor lastime las patas de tu mascota.

Hidratación adecuada

Es fundamental que nuestra mascota esté bien hidratada en todo momento, especialmente durante los días más calurosos. Asegúrate de que siempre tenga agua fresca y limpia a su disposición, tanto en casa como cuando salgáis a pasear. Además, puedes ofrecerle helados especiales para perros o incluso congelar un poco de caldo de pollo para que se refresque.

Evitar caminar en horas de mucho calor

Durante el verano, las temperaturas suelen ser más altas durante las horas centrales del día. Por ello, es importante evitar sacar a pasear a tu mascota en esos momentos, ya que el asfalto caliente puede quemar sus almohadillas. Opta por salir a primera hora de la mañana o al atardecer, cuando el suelo esté más fresco.

Protección con botas o cremas especiales

Si ves que tu mascota sufre al caminar sobre superficies calientes, puedes proteger sus patas con botas especiales para perros. Estas le proporcionarán una capa de protección adicional y evitarán que se queme. También existen cremas específicas para las almohadillas que ayudan a mantenerlas hidratadas y protegidas.

Revisar las patas después de cada paseo

Después de cada paseo, es importante revisar las patas de tu mascota para detectar posibles quemaduras o heridas. Si ves que alguna almohadilla está enrojecida o inflamada, aplica un poco de crema cicatrizante y evita que tu mascota camine sobre superficies calientes durante unos días.

Consultar con un veterinario

Si notas que las patas de tu mascota están sufriendo a pesar de seguir todos estos consejos, es importante que consultes con un veterinario. Puede que haya algún problema subyacente que esté causando molestias a tu amigo peludo, y un profesional podrá darte el tratamiento adecuado para aliviar su dolor y prevenir futuras lesiones. Recuerda que la salud y el bienestar de tu mascota son tu responsabilidad, ¡cuida de él en todo momento!

author avatar
Yesica Flores