¿Cómo hacer para afrontar los gastos veterinarios de mi perro?

Una de las partes más importantes de la tenencia responsable de un perro, a decir verdad, de cualquier animal de compañía, es la responsabilidad de sus cuidados médicos; ya que, al comprometerte con una mascota, este compromiso incluye los cuidados veterinarios necesarios para que el perro este siempre con una buena salud, pero, hay que aceptarlo, cuando se habla de visitas al veterinario, vacunas, hospitalizaciones o emergencias, estas pueden llegar a ser tanto o más costosas que las personas, entonces la pregunta es ¿cómo se afrontan esos gastos?

Esta es la razón por la cual vemos cada vez más y más en redes sociales, historias de personas que nos piden ayuda y nos solidaricemos con ellas, ya que no pueden afrontar los gastos de la enfermedad de su perro.

No hay como criticarlos, si analizamos que el promedio de consulta, en un veterinario es de $450 a 500 pesos la visita, más los gastos que se acumulen con vacunas, medicamento, revisiones o el uso de otro tipo de aparatología, hace que la factura del veterinario, una sola oscile entre los $1,500 y $2,000 pesos, y para colmo hay que añadir que una persona gana entre $5,000 y $8,000 mil pesos mensuales, eso complica mucha la situación económica de una persona, por eso termina pidiéndose ayuda a externos o inclusive buscando fuentes alternas de dinero, como trabajos extras o cualquier cosa que ayude, como créditos, préstamos o uso de la tarjeta de crédito para afrontar esa situación.

Después de todo la vida de tu mejor amigo no tiene precio.

Pero, ¿existe otra alternativa a la de endeudarse para afrontar los gastos veterinarios de rutina o emergencia de una mascota?

La respuesta es sí, hay algunas estrategias que puedes adoptar para saber cómo hacer para afrontar los gastos veterinarios de mi perro

Veterinario de acuerdo a tu presupuesto

Esto es como en las personas cuando buscan un médico, y también en veterinarios existen diferentes profesionales en diferentes rangos de precio. Ten en mente que cosas como la experiencia, a veces inclusive el tamaño del consultorio pueden impactar en el costo, así que, antes de escoger un veterinario busca uno que se adecue a tu presupuesto,  investigando en reseñas o comentarios si es un buen veterinario.

Otra cosa que puedes hacer, es hablar de forma honesta con el veterinario e informarle sobre tu situación económica, para que, si él está de acuerdo, puedas negociar un precio adecuado para ambos.

Planes de Pagos

Ya hay muchos consultorios, clínicas y hospitales veterinarios que tienen esquemas y planes de pago no solo para operaciones o emergencias, también los ofrecen para consultas y revisiones de rutina. Usualmente estos planes difieren los pagos a cómodas mensualidades.

Seguros para mascotas

Ya hay muchas aseguradoras importantes que ofrecen seguros de gastos veterinarios para las mascotas, los cuales incluyen algunas visitas de rutina y gastos veterinarios mayores.

Meses sin intereses

Otra alternativa que puedes explorar, es consultar si el procedimiento que necesitas puede pagarse en meses sin intereses, o inclusive, a veces puede ser una opción, incluso diferirlo a meses, aun con intereses.

Campaña Crowdfunding

Finalmente, esta es otra alternativa y puedes apoyarte de las plataformas de Crowdfunding, para solicitar en línea, a personas de buen corazón que te ayuden a conseguir el financiamiento que necesitas para curar a tu mejor amigo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.