¿Cómo puedo hacer para que mi perro ya no se suba al sillón?

Tu perro se la vive siempre en el sillón, en las camas, es más, se sube hasta las sillas y cada que no lo ves, anda saltando a los muebles, bueno, si es así y esta costumbre de tu mascota no te gusta, por aquello de la limpieza o inclusive hasta poner límites, entonces te preguntarás qué hacer para evitarlo.

¿Cómo puedo hacer para que mi perro ya no se suba al sillón?

Hay muchos perros que se mal acostumbraron a saltar a todos los muebles de la casa, y si bien, cuando son cachorros o cuando llegaron a la casa, se les permitió hacerlo porque conmueven el corazón, no a todas las personas les gusta que el perro lo haga siempre, ya que puede dañar los muebles con sus uñas, el pelo que dejan o la baba puede ensuciar o dejar mal olor en estos muebles.

Esto hace que sea importante controlar a un perro que pega el salto y se sube hasta las sillas, pero, ¿cómo se hace?

 Educar a un perro para que ya no se suba a los muebles, camas, sillas o sillones es todo un proceso que toma tiempo, y si bien, hay muchos productos como repelentes químicos, los cuales, por el olor ahuyenta al perro, hay que saber que para que estos funcionen se debe ser constante en su uso y en educar al perro cada que se suba a estos lugares.

Eso es lo más importante, enseñar al perro que no se puede subir a los muebles de la casa, y si bien, se puede aplicar como lo decía en un inicio algo que repele al perro; la parte más importante de este proceso es tomarse el tiempo para corregir al perro, y si este se sube, inmediatamente lo ves lo bajas y lo corriges.

Hay muchas personas que suelen pensar que el bloquear el sillón o la cama con sillas para que el perro no se suba es la solución, pero, esto no es así, ya que, si no se enseña al perro y se corrige el mal hábito, estas mascotas suelen “ingeniárselas” para quitar lo que les impide subirse y echarse en el mueble.

Por eso es realmente muy importante entender que, para evitar que el perro ya no se suba al sillón, es corregirlo y premiar en positivo, cuando el perro está en el piso o en su cama.

Además, es muy importante considerar no enviar mensajes confusos al perro, esto pasa cuando dejas que el perro se suba al sillón en un momento y en otros no; si no quieres que el perro se suba al sillón, nunca deberás permitirlo. Lo mismo aplica a dejarlo subir a otros sillones o camas, el perro no sabrá distinguir a cuál si puede subirse y a cuál no; así que, si en verdad no quieres que el perro suba a los muebles o las camas, no debes permitir que se suba a ninguno.

Otro tip para evitar que el perro intente dormir o descansar en dónde no debe es darle un espacio apropiado para su descanso, y bien puedes colocar su camita junto al sillón o tu cama, para así permitirle descansar en un lugar cómodo junto a ti.

La clave para lograr que el perro deje de subirse a los muebles es la paciencia, y siempre ayuda reforzar de forma positiva cuando tu mascota comienza a descansar en el lugar que tiene asignado para ello.

Leave A Reply

Your email address will not be published.