Cómo puedo hacer que mi perro se tome su medicina

Las medicinas, son un mal necesario, y sin importar cuan difícil sea tomarlas, el mal sabor que tengan o el desagrado que produzcan en la boca, son medicinas y se deben tomar; pero, qué pasa cuando es una mascota, cuando debe tomarse su medicina.

Con los perros pasa igual que con los niños, y ellos, no les importa que este sea un mal necesario, ya que, darles medicamentos es sumamente difícil, ya que, ambos se niegan categóricamente a tomar sus medicinas, y hacen desde rabietas en el caso de los niños, hasta mordidas en el caso de los perros. Pero, el no tomar una medicina, no es una opción, no es algo que se pueda negociar con ellos, y es algo que deben hacer.

Ahí es cuando los papás de un pequeño, se ponen hábiles y buscan maneras en las cuales sus hijos tomen el medicamento, ofreciéndoles cosas a cambio, pero, con un perro eso no se puede hacer, noooo, no se le puede decir “si te tomas tu medicina te llevo al parque, si no te la tomas, no sales”.

Eso no se puede hacer con un perro, por lo que termina siendo muy difícil el proceso de darle un medicamento a estos animales, y en el peor de los casos pueden hasta morder.

Ahora, hay muchas personas que dan el medicamento con el alimento favorito del perro; si bien, hace que sea más fácil que el perro tome la medicina, muchas veces no es buena idea, porque se combinan los ingredientes activos del medicamento, con un alimento, lo cual puede modificar o alterar su efectividad.

Entonces, ¿cómo le doy sus pastillas?

Los perros son animales que conquistamos por la panza, ese es un hecho que no podemos negar, y siguiendo el principio de que es más fácil darles un medicamento con comida, se desarrolló un producto que se llama Greenies Pill Pocket, estos son premios comestibles huecos, ideales, para que puedas meter una pastilla o una píldora.

Lo mejor de estos premios, es que son altamente palatables, y su formulación se hizo para tener un premio que no afecte en ninguna manera la efectividad del medicamento.

Ahora, la única desventaja de este tipo de productos, es que la bolsa con 30 treats huecos, cuesta casi 700 pesos, un poco más de 20 pesos por cada premio que darías con una pastilla.

Pero, la buena noticia, es que puedes hacer tu mismo en casa este tipo de premios huecos para las medicinas

Pill Pocket Treats

En un tazón pequeño, combine:

• 1 cucharada de leche (puede sustituir la leche de coco o de almendras si lo desea)

• 2 cucharadas de harina de arroz

• 1 cucharada de mantequilla de maní suave

Usando una cuchara, mezcle los ingredientes hasta formar una pasta.

Forme bolas pequeñas y luego use el extremo de un palillo para hacer un hueco en el medio. Cuando esté listo para darle a su perro su medicamento, inserte la píldora en la muesca y luego pellizque, sellando la píldora.

Esta receta producirá 8–10 Pill Pockets.

Estos Pill Pocket caseros se pueden guardar en una bolsa sellada en el refrigerador durante aproximadamente una semana o se pueden congelar hasta por tres meses, solo asegúrese de descongelarlos antes de dárselos a su perro.

Leave A Reply

Your email address will not be published.