¿Cómo se da un masaje a un perro?

¿Quieres consentir a tu perrito con un delicioso masaje?, bueno, no es necesario que lo lleves a un lugar especializado y pagues mucho dinero por ello, ya que, con los tips que te voy a dar, podrás darle un rico masaje para consentirlo tú mismo.

Ahora, lo primero que debes saber, es que, hablando de masajes caninos, todas las caricias que haces a tu mascota, usando las manos, pueden considerarse como un masaje, así que, técnicamente cada que acaricias su lomito, sobas su cabecita o pasas la mano por su pancita, eso se considera un masaje y ofrece muchos beneficios a su salud, primeramente, lo relaja, pero además estimula su circulación sanguínea, ayuda la digestión, es más, mejora su sistema inmunológico.

Como ves hay muchas razones para darles un masaje, pero, ¿Cómo se da un masaje a un perro?

Lo básico es hacerlo cuando el perro esta relajado, lo mejor es hacerlo en casa, dónde el perro se sentirá cómodo, tranquilo y seguro para relajarse. Aunque, con la costumbre, puedes hacer del masaje una técnica de relajación para aplicarla en lugares dónde se sienta estresado, como en la espera del veterinario.

El primer paso es tener al perro tranquilo, puedes hacerlo en tu cama, su cama, la sala, el sillón, en fin, debes buscar un lugar calmado donde el perro pueda sentarse o echarse y tú puedas mantener la postura del masaje por unos 15 minutos, por lo que, deberás estar cómodo.

Hablando de técnicas de masajes para perros, como tal, no es necesario que sepas algún movimiento o postura en específico, ya que, basta con usas las palmas de las manos o los dedos para crear puntos de presión mientras mueves la mano de arriba para abajo. Es este movimiento y la presión que realices en sus músculos lo que hará el masaje en el perro.

Pero recuerda la presión debe seguir ligera y cómoda, y puedes hacerlo en:

  • Cabeza
  • Cuello
  • Lomo
  • Espalda
  • Pecho
  • Pierna

Algo que debes considerar es que habrá zonas en las que un perro se sienta incómodo y no quiera que lo toques, y tienes que respetarlo, ya que algunos perros no quieren que se toquen sus patas, o alguna parte en específico, pero, debes aprender a diferenciar si es una preferencia del perro, o no quiere que lo hagas porque siente dolor o molestias.

Otra ventaja de darle a tu perro masajes, es que, con ellos puedes encontrar bultos, puntos calientes, inflamaciones o zonas de dolor, y esto puede una señal de alerta que te ayude a prevenir una enfermedad de consideración.

Con el tiempo encontrarás los puntos que más le gustan a tu perro que masajees, y te ayudará a calmarlo, brindarle confort y ayudarlo a sentirse más relajado y por supuesto querido.

Así que a masajear a nuestros perros.

Leave A Reply

Your email address will not be published.