Consejos para entrenar a tu perro

 

El amor y la paciencia son aspectos básicos a la hora de educar a tu mejor amigo. La violencia, el miedo y los gritos no son útiles en la crianza, pues solo ponen nervioso, estresado y violento a tu perro.

“Recuerda que ningún animalito nace entrenado y es tu completa responsabilidad enseñarle las reglas básicas del hogar, para mantener una sana convivencia entre todos los miembros de la familia” menciona Abel Bejarano, fundador y director de Mister Mascotas.

“No debes ser un experto en adiestramiento canino para enseñarle cosas básicas como sentarse, hacer sus necesidades en los lugares asignados, caminar junto a ti, respetar los espacios y objetos de la casa (sillón, cama, muebles, zapatos, ropa), incluso dar la patita”, afirma Abel.

Los perros como animales de manada están capacitados para reconocer, aceptar y seguir a un líder, por ello es importante que tu cachorro te reconozca como su líder y evitar que él tome ese papel, así se prevendrán futuros problemas de conducta.

Beneficios de tener un perro educado

  • Un perro más feliz.
  • Fortalecerán su relación.
  • Confianza, tendrás la certeza que caminará a tu lado y te obedecerá en los paseos.
  • Un perro más seguro, aunado al punto anterior, un perro entrenado corre poco peligro, porque no correrá ni cruzará la calle a menos que se lo pidas.
  • Buena convivencia con la familia, otros perros y su entorno (vecinos, amigos, visitas)
  • Un perro más divertido e inteligente, si lo enseñas a realizar maniobras y trucos, los dos pasarán momentos increíbles.

Ahora que conoces los beneficios de un perro entrenado, Mister Mascotas te comparte estos consejos para educar y mantener una relación saludable con tu mejor amigo.

  1. Paciencia

Es vital a la hora de entrenar a un perro, debes ser consciente que los cambios no sucederán de la noche a la mañana. Es un proceso largo y constante que requiere mucha paciencia y cariño.

  1. Premios

Los premios juegan un papel bastante importante en el entrenamiento. Las recompensas a través de pequeños snacks, juegos o caricias estimulan las buenas conductas, por ello, premia a tu perrito cada vez que cumpla con el objetivo o la orden que le pediste.

  1. Entrenadores

Te puedes apoyar de diversos artículos especializados para entrenamiento como los tapetes entrenadores, lociones y atrayentes. Existen diversas opciones que te facilitarán la tarea de entrenar a tu mejor amigo para que haga en el lugar asignado.

¡Aquí puedes encontrarlos todos!

  1. Educar a temprana edad

Lo más recomendable es iniciar el entrenamiento a partir de los cuatro meses de edad, ya que están en un periodo cognitivo ideal, es decir, aprenderán más rápido. En el caso de los perros adoptados, que en la mayoría de los casos son mayores, siempre se pueden modificar malas conductas. Recuerda tener mucha paciencia y amor para cambiar los malos hábitos de tu nuevo mejor amigo.

  1. Dedícale tiempo

Los perros necesitan de tiempo para jugar y salir a pasear. Muchas veces las malas conductas se originan a partir del estrés, debido a que pasan demasiadas horas a solas y tienden a deprimirse. Para que eso no suceda es necesario dedicarle tiempo, sacarlo a pasear para que gaste esa energía acumulada.

  1. Todos participan

Todos los miembros de la familia tienen que participar en el proceso de educación. Acordar cuáles comportamientos merecen premio, así como establecer límites, si se le permite subirse al sillón o a la cama. Todos deben mantener las mismas normas para no crear confusión en el animal.

Aplica estos útiles consejos, no olvides hacerlo con mucho amor y paciencia.  Recuerda que lo único malo de los perritos es que viven poco tiempo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.