¿Cuál es la diferencia entre un perro salvaje y un perro domesticado?

Hay ciertas especies de animales que suelen parecerse mucho, sobre todo cuando hablamos de perros, y sus parientes cercanos, los lobos, e incluso el perro salvaje, criaturas que comparten muchas características en común, pero, finalmente son animales muy distintos.

No importa cuán parecidos nos parezcan sus rasgos físicos, el perro domesticado, solo comparte ciertas características con la familia de los cánidos (Canidae), entre los que se encuentran los lobos, chacales, coyotes, dingos, licaones, y hasta los zorros.

Son muchas las especies de animales de la familia de los cánidos, pero, solo una de estas especies ha sido domesticada, y son los perros.

Bien puede parecernos, que solo se necesita cuidar a cualquier cánidos como se cuidaría a un perro, para que tenga el comportamiento de una mascota; sin embargo, hay que saber que eso no es posible, ya que miles de años de domesticación de los perros han convertido a estos animales en las mascotas perfectas, y fuera de los rasgos físicos o la forma en la que se organizan estas especies, fuera de eso son muy distintas.

Perros salvajes, lobos y perros domesticados, son muy distintos.

Claro, el factor amor ha estrechado las relaciones que tenemos con los perros domesticados, pero, no solo es el apego y afecto que les tenemos, en verdad, esos miles de años domesticando y criando a estos animales los ha convertido en animales pacíficos, caseros que pueden estar en una casa.

Hay muchas diferencias entre los cánidos salvajes, y el Canis lupus familiaris, el perro, pues, y la primera diferencia es su lado salvaje. Mientras los perros tienen un temperamento apacible y controlado, los cánidos salvajes, son y serán siempre animales salvajes, cuyo instinto supera siempre el apego por las personas que pudieran criarlo. Los cánidos salvajes no se pueden domesticar por ningún motivo, y seguramente quien lo intente, podría perder un dedo o un brazo en el proceso, sin domesticar nunca al animal.

Pero, más allá de su lado salvaje e instinto natural, hay otras características de comportamiento que los hace distintos; por ejemplo, los cánidos salvajes tienden a ser únicamente carnívoros, y esta forma de alimentación tiende a desarrollar en un animal un lado agresivo y feroz, ya que, los animales carnívoros, tienden a ser depredadores, mientras que un perro, es un tranquilo y apacible ser omnívoro.

Otras características distintas de los cánidos salvajes, refiriéndonos a los lobos, estos suelen dormir mucho más, y solo cazan y duermen. Adicionalmente al ciclo de sueño, hay otras diferencias, y es el cómo se comunican entre ellos, ya que los cánidos salvajes tienden a hacer más vocalizaciones y sonidos entre ellos, además, se desarrollan y crecen más rápido, esto es, debido a que como son animales que deben sobrevivir al mundo inhóspito de la naturaleza, deben desarrollar su cuerpo y mente, rápidamente para sobrevivir.

También te sorprenderá saber que son más inteligentes, esto es, porque tienen que aprender a tomar decisiones, no solo cuando se habla de cacería, también de supervivencia, además de que tienen que desarrollar muchas habilidades para sobrevivir, lo que los ha hecho animales más listos que los perros domesticados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.