Perros

Cuida a tu perro del calor

El verano es una época del año en la que debemos prestar especial atención a nuestros perros, ya que las altas temperaturas pueden afectar su salud de manera significativa. Es importante tomar medidas para proteger a nuestras mascotas del calor y evitar que sufran golpes de calor u otros problemas relacionados con las altas temperaturas. En este artículo, te daremos algunos consejos para cuidar a tu perro durante los meses más calurosos del año.

Mantén a tu perro hidratado

Una de las principales precauciones que debemos tomar en verano es asegurarnos de que nuestro perro esté bien hidratado en todo momento. Es importante dejar agua fresca y limpia a su disposición en todo momento y animarle a beber con regularidad. También es recomendable llevar agua extra cuando salimos a pasear con nuestro perro, especialmente en días calurosos.

Evita las horas de más calor

Durante los meses de verano, es importante evitar sacar a pasear a nuestro perro durante las horas de más calor, que suelen ser entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde. En su lugar, es mejor optar por pasear a primera hora de la mañana o al atardecer, cuando las temperaturas son más suaves. También es importante tener en cuenta que el asfalto puede alcanzar temperaturas muy altas en verano, por lo que es recomendable evitar caminar sobre él durante las horas de más calor.

Proporciona zonas de sombra

Otra medida importante para proteger a nuestro perro del calor es proporcionarle zonas de sombra donde pueda resguardarse del sol. Si nuestro perro pasa mucho tiempo en el exterior, es recomendable instalar una caseta o una sombrilla en el jardín para que pueda descansar a la sombra. También es importante tener en cuenta que los perros de pelo largo y oscuro son más propensos a sufrir golpes de calor, por lo que es importante mantener su pelo corto y proporcionarles zonas frescas donde puedan descansar.

No dejes a tu perro en el coche

Una de las peores cosas que podemos hacer en verano es dejar a nuestro perro en el coche, incluso si solo vamos a estar unos minutos. Las temperaturas en el interior de un coche pueden alcanzar niveles peligrosos en cuestión de minutos, lo que puede provocar un golpe de calor e incluso la muerte de nuestra mascota. Si necesitas dejar a tu perro en el coche, asegúrate de que el aire acondicionado está encendido y de que las ventanas están abiertas para proporcionar ventilación.

Observa a tu perro

Por último, es importante observar a nuestro perro de cerca durante los meses de verano y estar atentos a cualquier signo de malestar o deshidratación. Algunos síntomas de que nuestro perro puede estar sufriendo un golpe de calor incluyen jadeos excesivos, letargo, vómitos o diarrea. Si observamos alguno de estos síntomas, es importante llevar a nuestro perro al veterinario de inmediato para recibir tratamiento. Recuerda que la prevención es la mejor manera de proteger a tu perro del calor, así que sigue estos consejos y disfruta del verano junto a tu mascota de manera segura.

author avatar
Yesica Flores