Desventajas de las dietas BARF

Las dietas BARF para alimentar a los perros de casa han aumentado tanto su popularidad, que ahora es muy común ver que las personas alimenten a sus perros con estas dietas crudas, lo que hará que sea tentador para muchos, considerar esta forma de nutrición canina para sus mascotas; y si bien, sí, no podemos negar el actual éxito de este tipo de alimentación para los perros, hay que saber, antes de adoptarla para nuestras mascotas, que este tipo de alimentación canina, tiene muchas desventajas.

Ahora, si bien, hay muchas personas que afirman que lo mejor es alimentar a los perros de forma natural alegando que ningún animal en su hábitat natural se alimenta con comida procesada, bueno, hay que recordar que los perros tienen 40 mil años domesticados, lo que ha hecho que su organismo se haya acostumbrado a la forma en la que lo alimentamos.

Además, muchos expertos enfatizan los peligros de salubridad, no solo animal, también humana apuntando a las enormes incidencias de salmonella en países europeos en los cuales las dietas BARF son muy populares y las dietas crudas, sin importar lo biológicamente apropiadas que son para los animales, contienen un nivel de bacterias que exceden las normas sanitarias.

Ese es uno de los mayores peligros que corren los perros al comer alimentos crudos, la contaminación por bacterias, debido a la falta de higiene en el almacenamiento y transportación de esas proteínas crudas, lo que hace que alimentar a nuestras mascotas con estos productos conlleva un riesgo a su salud muy fuerte.

Y si bien, hay muchas personas que lavan la carne, bueno, hay muchos contaminantes y hasta parásitos, bacterias que pueden estar dentro de la carne, y no van a eliminarse usando agua.

Otro factor de peligro, es que estas dietas, si no están formuladas y pensadas de acuerdo a las necesidades nutricionales de los perros, pueden provocar muchos desajustes en su organismo, y nunca hay que olvidar que hay muchos micro y macronutrientes que los perros no pueden obtener de dietas crudas basadas principalmente en carne.

Esto hace que una dieta BARF, muy fácilmente sea desbalanceada y propicie problemas de sobrepeso, desnutrición y conllevan siempre un alto riesgo de enfermedades bacterianas como Escherichia coli, Salmonella enterica, Campylobacter spp., Cryptosporidium spp., Neospora spp. y Toxoplasma spp, que también hacen daño a las personas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.