Alimentación

Estos son los problemas más recurrentes que aparecen al alimentar un perro

Asumir el compromiso de compartir la vida con un perro conlleva muchas responsabilidades y obligaciones que deben tenerse en cuenta. Entre ellas, alimentarlo bien para que crezca sano y feliz.

Los cachorros necesitan alimentos nutritivos para mantenerse sanos. La mala alimentación puede causar muchos problemas de salud en los perros, por lo que es importante proporcionarles las comidas adecuadas.

Los alimentos y piensos para perros de dudosa calidad pueden afectar negativamente a su salud. Inicialmente, puede no parecer un problema, pero con el tiempo pueden surgir complicaciones y su salud puede deteriorarse.

Que todas las funciones corporales se lleven a cabo de forma correcta, depende de que el can obtenga una nutrición adecuada a base de alimentos que sean naturales, como los que comercializa Zaunk. Esta marca está especializada en la venta de comida deshidratada natural, la cual está compuesta por ingredientes premium como el salmón, el jamón ibérico o el pollo de corral, y no incluye colorantes ni conservantes.

¿Cuáles son los problemas más comunes que aparecen al alimentar a un perro?

Que un perro tenga un sistema inmunológico saludable, no padezca ciertas dolencias, mantenga sus huesos fuertes, tenga una función celular normal y desarrolle uñas fuertes y un pelaje saludable, depende esencialmente de la alimentación.

Pérdida de apetito

Uno de los problemas más comunes es porque no quiere comer, y suele ser uno de los síntomas más frecuentes de que algo falla en su alimentación. Los perros no son conocidos por ser quisquillosos con la comida, pero de vez en cuando avisan de que su menú no está a la altura de sus expectativas.

En primer lugar, es importante comprobar si la comida se encuentra en mal estado. Si no es así, lo siguiente es pensar si recientemente se ha introducido un alimento nuevo que sabe u huele diferente al que solía estar acostumbrado. Además, en el caso de que el perro suela comer comida casera, normalmente se negará a pasarse a la comida para perros, pues un filete apenas pasado por la plancha no sabrá igual que un puñado de pienso seco.

Otra cosa que se debe considerar son los ingredientes de la comida. Si el perro es sensible a uno o a varios de los que incluya su comida, posiblemente se niegue a comer. También existe la posibilidad de que sea una mascota quisquillosa o que esté sobrealimentada.

Problemas con su pelaje y piel

Cuando la dieta de un perro carece de nutrientes, su piel y pelaje pueden mostrar signos de deficiencia. Esto puede hacer que su pelo se vuelva más seco, quebradizo y opaco, así como más delgado, incluso podría perderlo completamente. Los perros que no absorben los nutrientes adecuadamente o no comen suficientes alimentos nutritivos desarrollarán estos síntomas.

La dieta de un perro puede afectar la salud de su piel de muchas maneras. La mala nutrición provoca muchas afecciones cutáneas recurrentes; sin embargo, una alimentación saludable puede prevenir estas dolencias y fortalecer la barrera cutánea del perro. Esto hará que sea más difícil que los alérgenos atraviesen su piel y causen problemas en el futuro.

La dieta de un perro también puede provocar infecciones en la piel debido a reacciones alérgicas. En este sentido, los alimentos hipoalergénicos se presentan como una buena solución. 

Enfermedad gastrointestinal

Son varias las afecciones que pueden afectar al sistema digestivo de un can. Estas enfermedades pueden ser la gastritis, colitis, gastroenteritis, entre otros malestares

Evidentemente, existen una serie de causas para que estas enfermedades aparezcan, y la dieta es una de las principales. Para la gran parte de los problemas gastrointestinales de un perro, los alimentos fácilmente digeribles son esenciales para su tratamiento y una medida preventiva para evitar que aparezcan.

Pancreatitis

La pancreatitis no tiene causa definida, sin embargo, un aspecto que aumenta el riesgo de esta enfermedad es una nutrición deficiente, ya que comer alimentos ricos en carbohidratos y grasas provoca un sobreesfuerzo en el páncreas para que fabrique las enzimas que descomponen la comida.

La dieta es un factor tan importante en la prevención de esta enfermedad que cualquier perro que haya sufrido pancreatitis necesitará tener una dieta blanda y controlada mientras se recupera, y evitar alimentos y premios ricos en grasas para prevenir futuros episodios de la enfermedad.

Obesidad

Cuando un perro tiene exceso de grasa corporal aparece la obesidad, uno de los problemas más frecuentes de las mascotas y uno de los que son más fáciles de prevenir. Está relacionada con muchos otras afecciones que aparecen en los canes, como las enfermedades del corazón y la diabetes.

El exceso de grasa es consecuencia de una mala alimentación, sobrealimentación y falta de actividad. Como tal, asegurarse de que el perro haga ejercicio con regularidad y consuma una dieta de alta calidad en las cantidades adecuadas es importante para prevenir la obesidad y las enfermedades con las que está asociada.

author avatar
Yesica Flores