¿Gatito en casa? Descubre cuándo puede comenzar a comer croquetas

187

Los gatitos en sus primeros días de vida son muy vulnerables y pequeños, por ello es necesario que si hemos decidido darle la bienvenida a uno, le brindemos los cuidados específicos para que su crecimiento y desarrollo sea el mejor y más saludable.

Es recomendable que los primeros dos meses de vida de nuestros mininos pasen tiempo con su mamá felina para nutrirse a través de la leche materna, además de aprender comportamientos que los ayuden a tener interacciones sociales con otros gatos.

También es importante considerar que durante las primeras semanas de vida el gatito consuma las cantidades adecuadas de leche materna, ya que esta le ayuda al desarrollo eficiente en su sistema inmune, el cual es necesario para su óptimo crecimiento. Lo ideal es no interrumpir esta dieta, pero si por algún motivo esto no se puede cubrir, lo mejor es consultar con un veterinario para encontrar un sustituto que se adecúe a sus necesidades.

Después de las cuatro semanas el gatito tendrá su proceso de destete y comenzará la búsqueda de alimento sólido. Es recomendable que esta transición comience a través de una dieta blanda, donde se le acerque alimento húmedo combinado con leche materna para una absorción completa de nutrientes y su fácil consumo.

Otra acción que podemos implementar es darle paulatinamente pequeñas cantidades de croquetas con agua o leche materna después de las cuatro semanas de nacido para que reconozca el sabor y olor, y finalmente después de la quinta o sexta semana de vida, podrá consumir el alimento sólido. Además, es importante tener en cuenta que el estómago de tu pequeño minino es muy pequeño, así que no se debe abusar de las raciones de comida, mismas que se le deben dar en intervalos regulares durante el día. Así como el alimento es importante en estas primeras semanas de vida, también son sus visitas al veterinario. Es recomendable que después de la segunda semana, tu gatito sea desparasitado y complete su esquema de vacunación.

Esta es la etapa de crecimiento más importante que va a experimentar tu gatito, porque su desarrollo va a ir en aumento rápidamente; puede crecer hasta diez veces su tamaño inicial en un solo mes. Por ello es necesario que su alimentación inicial sea monitoreada, y como padres responsables busquemos las mejores croquetas que contengan los nutrientes que necesitan en esta etapa de su vida.

En este sentido, Minino® Baby ofrece un alimento alto en proteína que garantiza una completa y balanceada alimentación, asegurando el sano desarrollo en esta primera etapa de vida. De igual forma, Minino Baby Plus®, tiene en su fórmula ingredientes enfocados al  cuidado y óptimo desarrollo de sus cinco órganos vitales: salud intestinal, desarrollo neuronal, vista, sistema inmune reforzado y desarrollo muscular.

Por otro lado, algunas de las cosas que debes evitar cuando tu gatito está aprendiendo a comer croquetas son que los recipientes en donde colocas su alimento y agua deben estar limpios y por separado, porque los mininos no soportan comer en un lugar sucio ni que el agua se contamine con alimento. También, evita darle comida para humanos, ya que esta es nociva para su salud intestinal, al no ser capaz de procesarla.

Finalmente, tu pequeño minino necesita mayor cantidad de proteínas, minerales y vitaminas que un gato adulto, ya que éstos le ayudan a crecer y desarrollar su sistema inmune. Recuerda que tu gatito es el nuevo integrante de la familia y los cuidados y cariño no pueden faltar para él, busca que sus primeras experiencias de vida sean agradables para que su comportamiento y hábitos puedan ser saludables en todo sentido.

Leave A Reply

Your email address will not be published.