Hábitos de los dueños para llevar a sus gatos al veterinario

En la actualidad existen 5.5 millones de gatos en los hogares de México, esto nos muestra como ha crecido el gusto por la compañía felina y gran parte se debe al conocimiento de los beneficios físicos y emocionales que brinda tener una mascota. El perro tiene más tiempo que el gato de haber sido domesticado, por lo que la cultura en el cuidado y hábitos que debe tener un gato aún es desconocido para algunos dueños, ejemplo de esto, algunos consideran que no es necesario llevarlos con el veterinario.

En una comparativa de visita anual al veterinario, el perro va al menos 2 o 3 veces mientras que la frecuencia de revisión del gato es de solo una vez.

Esto se debe en gran parte a la creencia de que la personalidad felina es más independiente y que es un animal autosuficiente lo cual no es del todo cierto. La realidad es que un gato no suele manifestar las enfermedades como lo hace un perro que busca cuidado y cariño; los felinos son todo lo contrario, suelen aislarse, lo que hace más difícil darse cuenta cuando sienten malestar o están afectados por alguna enfermedad, por ello se debe poner especial atención en su comportamiento, hábitos y actitudes.

Es importante que los propietarios conozcan que la especie es propensa a desarrollar enfermedades bacterianas o virales, sobre todo si suelen andar sueltos por la calle, ya que su instinto de caza lo lleva a relacionarse con otros animales que pueden contagiarlo con rabia, sida felino u otro tipo de virus y microorganismos. Todo esto puede ser evitado si los protegemos abarcando el cuadro básico de vacunación que te sugerirá el médico veterinario durante la visita que tengan. Algunas de las enfermedades que se pueden prevenir con vacunas son: el herpesvirus, calicivirus, rinotraqueitis, rabia y leucemia.

Otro cuidado especial que debes saber es que los gatos consumen alimento hasta 20 veces al día, por lo que tienden a acumular alimento en los dientes, lo cual perjudica su salud bucal; o debido a su bajo consumo de agua pueden desarrollar piedras en la vejiga o riñón. Incluso pocos saben que los gatos comienzan su etapa de envejecimiento a partir de los 7 años, por lo que su alimentación como sus check ups, son de sumo cuidado durante toda su vida.

Es importante tener en cuenta que hay enfermedades en los gatos de las cuales no se presentan signos hasta que alcanzan una etapa avanzada. Por ejemplo, 1 de cada 3 gatos sufre de insuficiencia renal debido a causas relacionadas con intoxicación o mala alimentación, sin embargo, este mal solo se manifiesta cuando alcanza un grado de evolución muy alto.

Las visitas al veterinario son todo un reto debido a que los gatos no son tan manipulables ni suelen seguirnos como un perro lo haría, por este motivo, es importante considerar algunos hábitos que pueden ayudar a tu gato a salir de casa contigo y les serán de suma ayuda cuando tengan que visitar al veterinario.

* Es importante llevarlo al veterinario, no solo cuando este enfermo, sino también a revisiones periódicas o baños; de esta forma generaremos un hábito en tu mascota. La recomendación es llevarlo al menos cada 6 meses si tu gato suele estar en casa y cada 4 meses si suele andar por las calles, en el último caso corren el riesgo de contaminarse de otros gatos o animales enfermos.

* Procura llevarlos a lugares pet friendly especializados como cafés o parques para que se habitúen al ajetreo que otros lugares representan.

* Utiliza una transportadora para salir con él, si no cuentas con una, utiliza un maletín o mochila especial, aquella que le facilite observar el exterior será la mejor opción.

* Procura que la transportadora tenga una puerta en la parte de arriba, así te será más fácil sacarlo al agarrar su columna vertebral pero también acariciarlo y hacerle sentir que estás con él.

* Evita utilizar una correa y pechera, así como llevarlo en brazos. Los gatos tienen una habilidad única para escabullirse y sería muy fácil liberarse, sin embargo, sí debes considerar ponerle un collar con una placa de identificación.

* En el caso de las revisiones veterinarias, existen clínicas que están más familiarizadas con la cultura del gato y cuentan con especialistas felinos que saben cómo interactuar con ellos.

La salud y el bienestar de tu mascota comienza en casa con la atención que le brindes y prevención de sus vacunas, además de sus visitas periódicas al veterinario para una revisión. Adicionalmente, es importante que observes y conozcas a tu gato, esto te ayudará a identificar algún síntoma fuera de lo cotidiano para brindarle una atención médica temprana.

MVZ Gonzalo Caballero Asesor Técnico para el Departamento de la Comunicación Científica de Royal Canin

Leave A Reply

Your email address will not be published.