La juventud de los perros

Pídele al tiempo que vuelva, es lo que pensamos muchas veces, cuando tenemos hijos en la adolescencia o en plena juventud. Qué no haríamos o dejaríamos de hacer sin esa inconsciencia “consciente” de esa etapa. Lo que sí me queda claro es que tener a un compañero cuadrúpedo ladrante en esos momentos es lo mejor que puede pasar, tener a un confidente que siempre será fiel e incondicional. Pero para que esto suceda debemos ser cuidadosos al escoger una mascota para esas edades en las cuales sabemos que siempre será más importante el amigo o la amiga que la mascota, a menos que hayamos inculcado la cultura de propietario responsable en nuestros hijos.

Para lograrlo, lo primero es conocer perfectamente a nuestros hijos de estas edades para seleccionar al mejor perro o gato que puedan llegar a tener y muchas veces ellos mismos, sin saberlo, nos ayudan a escoger la raza. Raza que debe ser seleccionada concientemente ya que será una responsabilidad durante toda la vida del animal de compañía; el mismo nombre lo dice, animal de compañía y eso es lo que nos va a dar: compañía, alegría, juego, diversión, aprendizaje y responsabilidad.

Dentro de las razas que podemos seleccionar para estas edades se incluyen todas y realmente la escogeremos de acuerdo a nuestras necesidades y posibilidades, de acuerdo al espacio con el que contemos, el tiempo que tengan nuestros jóvenes para estar con su mascota y su estilo de vida. Para esto resulta muy conveniente administrar alimentos balanceados a nuestra mascota ya que el tiempo que destinarán para la alimentación será poco y podrán disfrutar más de su amigo, al mismo tiempo la limpieza se hace mucho más fácil ya que al alimentarlos con productos Premium o super Premium sus heces serán más pequeñas, menos olorosas y firmes lo que facilitará recogerlas sin problemas.

Si el joven o jovencita desea tener una mascota habrá que analizar si no es un capricho por simplemente tener uno igual al del amigo o amiga. Si ha quedado claro la importancia de que la familia cuente con una mascota entonces se podrá escoger de preferencia una raza que sea de fácil educación y atención, un perro de talla mediana o pequeña pero que posea la vitalidad de los muchachos, así podremos recomendar algunas razas como el Jack Russell Terrier, Shetland Sheepdog si se cuenta con un jardín o tiempo para sacarlos a hacer ejercicio. Son razas de gran popularidad entre los jóvenes ya que existen muchas situaciones agradables y sanas para ambos, como llevarlos a un campo de entrenamiento de agility en donde tanto el perro como el propietario realizan ejercicio y aprenden diversas rutinas que los hace ser competitivos a la vez que convivie con su mascota por tiempos más prolongados sin descuidar sus otras actividades y obligaciones.

Si viven en un departamento será necesario, sin importar que raza se escoja, gozar de tiempo para sacar a pasear a la mascota y de preferencia deberá ser una raza más tranquila, como puede ser un Pug, conocido también como Carlino, o un Boston Terrier que son razas más tranquilas que pueden adaptarse a espacios más pequeños. Siempre habrá el compromiso de sacarlos a hacer ejercicio al menos tres veces al día lo cual implica tiempo por lo que los jóvenes deberán estar dispuestos a realizarlo como un gusto más que como una obligación sabiendo que es en beneficio convivir de esta manera. Otras razas recomendadas para esta situación de espacio pueden ser el French Poodle, Bichon Frisé y  Bulldog, todos ellos gustan de la presencia del amo. En cuanto al Bulldog, debido a su anatomía, no es una raza apta para hacer mucho ejercicio y deberá tenerse mucho cuidado de no sacarlo a pasear en pleno rayo del sol.

Por MC MVZ Gerardo Garza Malacara

[email protected]

Leave A Reply

Your email address will not be published.