Lecciones de nutrición para los gatos…

y “los papás” de los gatos.

 

Para una vida saludable de tu gato, no hay un mejor comienzo que una buena alimentación. Whiskas® te comparte 6 lecciones de nutrición básica para tu felino. ¡Toma nota, tú también puedes aplicarlo!

 

  1. Agua… ¡beber mucha agua!

El agua es un elemento vital que transporta los nutrientes a través del cuerpo, regula la temperatura corporal y facilita muchos procesos químicos, cardiovasculares, sanguíneos y digestivos. Un humano puede vivir hasta tres semanas sin consumir alimento, pero solo tres días sin beber líquido. Aunque por su disposición genética los gatos no suelen consumir agua, es importante ayudarlos a incluirla en sus hábitos diarios.

 

  1. ¡A consumir proteínas!

Las proteínas son los nutrientes que ayudan a tu gato -y a ti – a construir, fortalecer y reparar los órganos y tejidos del cuerpo, principalmente los músculos. En el caso de tu gato, las proteínas también fortalecen y embellecen su pelaje y su piel.

 

  1. No omitir las grasas ni carbohidratos.

A diferencia de lo que creemos, no todas las grasas son malas. De hecho, son elementos que aportan energía al organismo y ayudan a que el cuerpo absorba de manera más efectiva las vitaminas como la A, D, E y K. Las grasas son fuente de ácidos grasos esenciales.

 

Hay un gran mito sobre el consumo de grasas; sin embargo, lo que es importante saber, es que son necesarias en cualquier dieta, ya que brindan la energía necesaria para realizar nuestras actividades diarias.

 

Recuerda: las grasas no engordan, ni al gato, ni “al papá” del gato. Lo puede provocar un aumento de peso es una dieta desbalanceada y la falta de actividad física.

 

En el caso de los carbohidratos, estos son componentes de la comida que también brindan energía al cuerpo y ayudan a mantener un adecuado funcionamiento del aparato gastrointestinal.

 

  1. Vitaminas y más vitaminas.

Son los nutrientes básicos involucrados en muchas reacciones y procesos naturales necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo y los órganos. Hay dos grupos de ellas que son vitales para una buena alimentación:

Las vitaminas solubles en agua: vitaminas del grupo B y la vitamina C.

Las vitaminas solubles en grasa: vitaminas A, D, E y K.

 

  1. Minerales para ser más fuertes.

Se vuelven grandes aliados de nuestro organismo y del de nuestro felino, ya que los minerales permiten el buen funcionamiento de los glóbulos rojos en la sangre y son fundamentales para la formación y mantenimiento del sistema óseo del organismo.

 

  1. Busca alimentos de la mejor calidad.

Encuentra opciones que te brinden alimentos de la mejor calidad y con un gran sabor. Para tu gato, puedes contar con Whiskas® que tiene alimento 100% completo y balanceado, con una nueva fórmula de elementos nutrimentales como ácidos grasos, Omega 6, vitaminas y minerales.

Como podrás notar, hay muchos aspectos que tú y tu gato puede considerar para lograr una alimentación balanceada y dar el primer paso para un estilo de vida saludable. En el caso de tu adorado felino, Whiskas® es tu mejor aliado  para cubrir sus porciones balanceadas de todos estos nutrientes y para cubrir sus necesidades específicas de excelente nutrición.

Para conocer más acerca de Whiskas® visita: http://www.whiskas.mx/.

Leave A Reply

Your email address will not be published.