Los peligros de que un Bulldog vomite

Si hay algo que le asusta y le aterra a un dueño de bulldog, además del peligroso golpe de calor, esos son los peligros del vomito que en esta raza son lo suficientemente fuertes para hacer temblar a estas personas.

Pero, ¿por qué?, ¿por qué un reflejo natural del cuerpo puede ser tan malo o peligroso para esta raza?, bien lo primero que debemos saber es que el vómito en general, en cualquier raza, puede ser un síntoma de una enfermedad de consideración, así que, la presencia de vomito siempre suele ser una mala señal.

Bien, tambien hay que ser conscientes que el vómito puede presentarse por otras causas como indigestión o problemas digestivos, a veces incluso hasta gastritis, y si bien no son deseables, a veces la mejor manera para curar el cuerpo es vomitando algo que te cayó mal; sin embargo, cuando hablamos de perros braquicefálico como el Bulldog Ingles o Francés, o cualquier perro de hocico chato, el vómito, incluso cuando es bueno puede ser muy peligroso.

Esto tiene que ver con su tráquea, y dadas las características físicas de su cuerpo, su sistema respiratorio y el tamaño de la tráquea, cuando un bulldog vomita son problemas y muchos peligros, la razón es que se cierra la tráquea y la intensidad del vomito puede hacer que dejen de respirar dejándolos inconscientes con el vómito, lo cual es muy, muy peligroso.

Así que los bulldogs no deben vomitar y si lo hacen, sus dueños deben estar muy atentos para cuidarlos y socorrerlos para que vomiten de forma correcta.

Además, no hay que olvidar que en esta raza hay muchos peligros de bronco aspiración durante el vómito, esto quiere decir, que parte del vómito, si no lo pueden hacer bien, llega a respirarse y se va a su pulmón llenándolo con ese líquido, lo cual lo enfermera gravemente de incluso neumonía e incapacitándolo para respirar.

Cómo ves, si tienes un bulldog los peligros que corre esta raza con algo común y cotidiano como el vómito son muchísimos.

Así que, a la primera arcada o señal de vomito de un bulldog corre a socorrerlo en calma. Tambien puedes preguntarle a tu veterinario que hacer y cómo reaccionar ante estos episodios.

Leave A Reply

Your email address will not be published.