¿Los perros pueden enfermarse de Toxoplasmosis?

Sabemos que, una de las enfermedades más peligrosas que nos puede contagiar una mascota, es la toxoplasmosis, también conocida como Toxo, una enfermedad normalmente asociada con la tenencia de gatos, pero, ¿qué me dicen de los perros?, ¿un perro puede enfermarse de toxo y transmitirla?

La respuesta es sí.

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que usualmente se presenta en gatos, pero, no es exclusiva de ellos, ya que otros animales de sangre caliente, como perros pueden contagiarse y transmitirla a los humanos.

Existen 3 tipos de toxoplasmosis y son aguda, fetal y crónica.

En los cachorros y perros jóvenes, el toxo, puede ser mortal, pero, en el caso de perros adultos, puede no ser tan grave, o no manifestar signos, sin embargo, esta enfermedad puede causar muchas infecciones y problemas de salud severos; aunque, la gravedad de esta enfermedad, está directamente relacionada a la forma de contagio y el tipo de toxoplasmosis que tiene.

Un perro puede enfermarse de toxoplasmosis en el vientre materno, por contacto con materia fecal contaminada, por ingerir alimentos o agua contaminados o estar en contacto con otros animales infectados, como roedores o pájaros.

Así que, si pensabas que solo los gatos podían transmitirte esta enfermedad, y que, por ello era mejor evitarlos; bueno, hay que saber que los perros pueden correr el mismo riesgo de contagio y transmisión que los felinos. Otro dato interesante a tomar en cuenta, es que los síntomas de la toxo, son más visibles o se manifiestan más en los gatos y estos son varios: vómito, diarrea, temblores, fiebre, dificultad para respirar, inanición, inflamación de diversos órganos, letargo, debilidad muscular, dolor abdominal, parálisis y hasta convulsiones.

Para determinar si un perro tiene toxoplasmosis, la única forma para hacerlo es mediante un análisis de sangre o un análisis de fluidos o heces, que dirán si el perro tiene o no toxo.

La toxoplasmosis es una enfermedad que, si se tiene, debe ser diagnosticada, controlada y tratada rápidamente, ya que, de no hacerlo, puede provocar la muerte de la mascota, y lo peor, esta enfermedad puede ser transmitida a sus dueños, y es igual de severa que en las mascotas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.