¿Mi perro puede comer nuggets de pollo?

Una de las comidas rápidas más famosas, populares y queridas por niños y grandes, son los nuggets de pollo, lo que hace que de forma recurrente se encuentren en los menús de las casas, y a veces, inclusive los perros no solo los prueban, a veces, incluso se les dan para comer en sus alimentos, pero, ¿qué tan bueno es esto?, ¿los perros pueden comer Nuggets?

¿Mi perro puede comer nuggets de pollo?

Lo primero que hay que saber, es que, los nuggets son un alimento muy polémico que en los últimos años ha desatado una gran controversia relacionada con su consumo y la salud, lo que hace que muchos especialistas en este tema, y, es más, hasta chefs, recomienden que no se consuman estos productos, porque, la forma en la que se hacen y los ingredientes que contienen, hacen que actualmente esos deliciosos Nuggets de pollo estén relacionados con problemas de salud y por ello sean considerados como malos para el consumo humano, ahora si partimos del principio de que son malos para las personas, imagínate, que es lo que le hará a la salud del canino.

Se suele creer, que, por estar hechos con pollo, una proteína de carne muy usada en la nutrición canino, estos se pueden dar sin ningún problema a los perros; pero, hay que saber que, los nuggets, en la actualidad no están hechos con pollo y suelen usarse retazos, vísceras u otras partes del pollo que son deshechos o grandes cantidades de grasa, lo que hace que los nuggets no sean una comida muy sana o nutritiva; pero, además no solo es el problema de cómo están hechos, y otros temas como los aditivos, las especias, y la cantidad de sal que contienen, representan un peligro para la salud canina.

A eso se suma, el empanizado, que también no está hecho para el consumo de un perro, y si añadimos que es un alimento frito, que se cocina en grandes cantidades de aceite, bueno, todo eso suma para indicarnos que los nuggets de pollo, no son nada bueno y saludables para los perros, ya que, contienen ingredientes que pueden intoxicarlos, y, además, la fritura y otros elementos como la grasa, hacen que suban mucho de peso.

Así que, los perros, no pueden y no deberían comer esta forma de pollo, aunque, si llegarás a darle una probada, o se comió algo que cayó al piso, no pasa nada, pero, en caso de considerarlos como una forma de consentirlos o darles de forma recurrente o regular, ahí no se puede y deberías evitar lo más que puedas que tu mascota los consuma.

Si, lo que deseas es darle pollo, lo mejor es hacerlo a través de sus croquetas, o snacks caninos, o inclusive, es mejor darle el pollo únicamente cocinado sin sal en agua, hirviendo el pollo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.