Olores que los perros odian

Si crees que por tener un desarrollado sentido del olfato los perros disfrutan de todos y cada uno de los olores del ambiente, te equivocas y mucha de la aversión que tienen contra ciertos olores es causada por ese sistema olfativo bien desarrollado el cual está compuesto por hasta 300 millones de células olfativas lo cual les permite oler y detectar partículas incluso en el aire.

Los perros tienen un buen olfato, una gran memoria olfativa y son capaces de reconocer un aroma a muchos kilómetros a la distancia, y si bien disfrutan de olores que nosotros al percibirlos podemos encontrarlos desagradables, ellos y este desarrollado sistema los permite disfrutar de esos aromas y sucede igual a la inversa con olores que nosotros disfrutamos y ellos odian.

Para que entiendas a tu perro y ya no lo tortures con esos molestos aromas, te damos una lista de olores que los perros odian.

Alcohol: no importa en qué versión venga el alcohol, su aroma, incluso desde muy lejos es tan molesto para los perros, que incluso los hace estornudar y correr.

Esmaltes de uñas: la próxima vez que quieras pintarte las uñas cerca de tu perro, piénsalo dos veces, y es que todos los compuestos químicos que traen lastiman la nariz de tu mascota.

Perfumes: si crees que es buena idea usar un perfume para que tu perro huela rico, lo que estás haciendo con la fragancia es dañar su sistema olfativo y lo único que olerá y todo el día, es el perfume, causándole molestias y dañando su sistema del equilibrio.

Cítricos: para un perro el olor a naranja o limón, es irritante y puede causar molestias en su sistema respiratorio, y la razón es que son fragancias que duran muchas horas.

Chile: además de peligro, los compuestos naturales del chile pican su nariz e irritan sus vías respiratorias.

Vinagre: los perros odian el olor a vinagre, por eso suele usarse como repelente de mascotas para que eviten ciertas zonas usando vinagre.

Otros aromas que también odian son el de productos de limpieza, cloro, amoniaco, medicamentos.

Así que la próxima vez que estés a punto de rociar un aroma en tu casa o ponerle algo a tu perro con olor, recuerda que puede ser molesto para él.

Leave A Reply

Your email address will not be published.