Gato

¿Por qué los gatos maúllan?

El mecanismo que utilizan los gatos para comunicarse además del lenguaje corporal es el maullido, de esta manera pueden expresar su estado de ánimo y sus necesidades. Sin embargo, existen diferentes tipos de maullido, donde cada uno representa algún significado en concreto. Algunas veces el sonido es prolongado, otras más corto y algunas más lo hacen sin parar. En este apartado estaremos explicando la razón por la que los gatos maúllan y lo que intentan decirnos, de manera que puedas aprender a comunicarte con tu mascota felina y atender a su llamado de la mejor forma posible.

Se ha comprobado científicamente que tener un gato en el hogar puede ser beneficioso para la salud y bienestar de quienes conviven con él, pues sus ronroneos ayudan a reducir los niveles de estrés e incluso pueden influir positivamente en la comunicación de personas con autismo.

Sin embargo, estos animales no tienden a ser tan expresivos como los perros, razón por la cual es un poco más complicado el tema de poder entender lo que quieren decirnos. Por ello, es importante prestarles atención cada vez que maúllan o lloran, pues están intentando comunicarte algo, ya sea que quieren que los alimentes, necesiten un poco de cariño o que sienten dolor o molestia.

Lenguaje exclusivo con los humanos

Cuando un gato maúlla no lo hace porque sí, siempre hay una razón detrás y lo sabemos porque entre su especie se comunican a través del lenguaje corporal, del aroma, de la expresión facial y el tacto. No obstante, cuando lo hacen por medio de sonidos como llanto o el característico “miau” es porque quieren decirle algo a sus dueños; pues según expertos, los gatos han aprendido que no pueden comunicarse con los humanos de la misma forma en que lo hacen con otros de su misma especie, por lo que han desarrollado un mecanismo especial para relacionarse con sus dueños que es a través del sonido, conocido como maullido.

Tipos de maullido

Para saber qué necesita tu gato cuando maúlla, primero debes ser capaz de distinguir entre un sonido y otro, pues si te has fijado los felinos pueden emitir distintos tipos de sonido y en tonos variados. Por ejemplo, si lo que quieren es comida o mimos, harán sonidos agradables, pero si por el contrario se sienten mal o están molestos, su calidad de sonido cambiará a una un tanto desagradable, pues es el mecanismo que conocen para llamar tu atención. A continuación, veremos los diferentes tipos de sonido que puede emitir tu mascota.  

Maullido corto

Cuando la duración del sonido es corta y en un volumen adecuado, normalmente se trata de un saludo cariñoso. Así que no tienes que preocuparte, sino más bien, devolverle el saludo con un gesto cálido y afectivo.

Maullido medio / largo

Los sonidos de este tipo casi siempre representan un llamado de atención, quizá lo hacen porque quieren comer, necesitan que le abras la puerta o quieren ser consentidos. En este caso debes fijarte en su expresión corporal para comprender mejor de qué se trata el llamado.

Maullidos múltiples

Cuando tu gato maúlla constantemente es porque intenta ser más efusivo. Aunque pudiera parecer que esta especie es mucho más sobria y fría que los caninos, la realidad es que los gatos también expresan sus sentimientos y amor por sus amos y la forma en que lo hacen muchas veces es emitiendo sonidos múltiples.

Quizás te ha pasado que luego de haber tenido un largo día en la calle, finalmente llegas a tu hogar y tu mascota comienza a maullar varias veces y caminar cerca de ti, pasando su cola entre tus piernas; cuando lo hace es porque está intentando saludarte, pero con más efusividad, puesto que te ha extrañado mucho.

Maullido prolongado

Si su forma de comunicarse contigo es a través de maullidos alargados, cuya duración es de varios segundos, es porque te está pidiendo algo con determinación. Esta manera de llamar la atención es común cuando se sienten hambrientos o con sed y necesitan satisfacer sus necesidades.

 Maullido con un tono muy alto

Los gatos emiten estos sonidos cuando sus emociones son fuertes, puede que se encuentre enojado por algo o que sienta dolor. Así que, si tu gato comienza a maullar en un tono alto hazle una revisión, pues es probable que sienta alguna incomodidad. Aunque también puede darse el caso de que se trate de un estado de celo, pero de eso hablaremos más adelante.

Maullido en tono bajo

Este tipo de maullido representa una queja leve, si tu mascota emite sonidos bajos tal vez lo haga porque se siente triste o solo.

¿Qué razones tienen para maullar de una u otra forma?

Debes saber que los gatos no sólo se pueden comunicar por medio del maullido, sino también a través del ronroneo o gorgojeo. Veamos algunas de las razones por las que lo hacen:

Hambre

Cuando tu gato se siente hambriento generalmente emite un sonido y este a su vez viene acompañado de un gesto corporal, si notas que el maullido es muy insistente y además de eso se dirige hacia el bowl donde come es porque indudablemente quiere comer.

Estrés

Los maullidos que se asocian al estrés tienden a ser más intensos y con duración prolongada. Los felinos pueden sentirse estresados por diferentes factores, ya sea que se encuentren en un territorio desconocido, tengan alguna visita que les genere incomodidad, viajen en un carro por mucho tiempo o se sientan amenazados por algo o alguien. Aunque también puede darse el caso de que extrañen mucho a su amo y sus niveles de estrés suban.

Si tu mascota sufre de estrés acumulado, procura mantenerla en espacios tranquilos y silenciosos, pasa tiempo a su lado y bríndale tu cariño, estas acciones ayudan a contrarrestar los efectos del estrés. 

Enfermedades

Los dolores o incomodidades en un gato se pueden identificar cuando este emite un sonido un poco desagradable y ruidoso, esta señal te permite saber que hay algo que no está funcionando como debería. Los gatos pueden sufrir de múltiples enfermedades como hipertiroidismo, problemas urinarios e incluso demencia senil cuando están en edad avanzada. Si notas que tu gato se queja constantemente, pierde peso o le cuesta orinar, inmediatamente debes llevarlo al veterinario para que le realice un chequeo y pueda atacar la afección a tiempo.

Celo

Cuando las gatas se encuentran en estado de celo acostumbran a tener un maullido estridente, agudo y continuo, algo muy parecido al lamento o llanto. Para los humanos este tipo de sonido es bastante desagradable e incómodo, más, sin embargo, para los felinos machos no, pues estos lo toman como un llamado placentero y atractivo, al que deben responder a como dé lugar. Así que si notas que tu gato se comporta de una manera desesperada y comienza a gritar continuamente es porque intenta acudir al llamado de una hembra en celo. En estos casos debes actuar con responsabilidad y mantenerte atento al comportamiento de tu mascota, pues lo más probable es que intente escapar de casa.

Si no tienes intención de sacarle cría a tu mascota, sea hembra o macho, lo más recomendable es que la esterilices. De esta manera evitarás que sufra.

author avatar
Yesica Flores