Porque a algunos perros no les gusta bañarse

Si bien, es cierto, hay algunos perros que disfrutan de la hora del baño, o por lo menos, sino la disfrutan permanecen calmados mientras se les baña, hay una gran cantidad de perros que lo odian, y la hora del baño significan peleas, arañazos y a veces hasta mordidas por el estrés que les causa a esos caninos el bañarse, pero, ¿por qué?

Porque a algunos perros no les gusta bañarse

Los malos comportamientos, sobre todo aquellos que se producen por emociones como estrés, angustia o ansiedad, suelen siempre estar relacionadas con malas experiencias previas; esto quiere decir, en el caso del baño, que el perro tuvo ciertas experiencias que lo hicieron desarrollar esa aversión al bañarse, y cosas como agua en una temperatura muy fría o muy caliente, o algo tan simple como el ser obligado a tomar el baño, puedo desencadenar el rencor por el baño.

También, puede ser, que no se acostumbró al perro de forma apropiada al baño, esto quiere decir que, las personas que no vayan con la frecuencia necesaria a sus perros, o que no los acostumbraron desde pequeños, hará que invariablemente, cada que se bañe al perro, sienta una incomodidad tan grande que pueda transformarse de no lo me gusta hacerlo a SIMPLEMENTE NO ME QUIERO BAÑAR.

Lo mejor para los casos en los cuales, los perros odian bañarse, es optar por modalidades de grooming, en los cuales haya personal capacitado que pueda tranquilizar al perro y le permita bañarlo; también se puede optar por una estrategia en la que se calma al perro con feromonas o premios tranquilizantes.

Adicionalmente, ciertos cambios a la hora del baño como:

  • Agua tibia
  • Jabón pet friendly para perros que no cause irritación
  • No estresarlo innecesariamente
  • No obligarlo a hacerlo

Todo eso puede transformar de una mala experiencia a algo más positivo, algo así, como una actividad del tipo spa en la que el perro recibe un rico masaje para limpiarse.

Si consideras de forma humanitaria, las emociones que siente tu perro a la hora de bañarlo y propicias un ambiente relajado, poco a poco podrás transformar ese odio por la actividad, por algo en lo que simplemente el perro se relaja para bañarse.

Leave A Reply

Your email address will not be published.