Porque mi perro no se sube a las patinetas como otros

YouTube está lleno con videos de perros haciendo cosas divertidas, y una de las categorías de videos que más nos gusta ver son los de perros skaters, animales con mucho talento y más habilidad que muchas personas para deslizarse en las patinetas a grandes velocidades, además de hacer toda clase de trucos y piruetas sobre 4 ruedas, claro, las ruedas de las patinetas o también conocidas como skate board.

Si bien, los bulldogs tienen fama de ser perros skaters, esta categoría de talentosos perros ha crecido mucho y ahora se ven diversas razas de perros, formas, tamaños, colores en estos concursos, dándole rápido, muy rápido al andar de la patineta para hacer increíbles trucos que podemos encontrar en diversas competencias o compilaciones de videos.

 Esto nos lleva a una simple pregunta, porque si hay tantos perros en el mundo quienes pueden realizar esta divertida actividad con mucho talento y dominio de la patineta, ¿por qué el mío no?

Porque mi perro no se sube a las patinetas como otros

Hay muchas personas que pueden creer que para tener un perro skater, hay que elegir uno de cierta raza, sobre todo Bulldogs, porque usualmente esta raza de perros es la que se ve, que se monta más sobre las patinetas, pero, hay que saber que si bien, el bulldog tiene mayor facilidad para esta tarea debido a su complexión, sus patas cortas y que tienen un eje de gravedad bajo que se presta mucho, hay que saber que cualquier raza de perros puede montarse sobre una patineta.

El que un perro domine este deporte, no es algo de raza y todo está relacionado con la práctica, el entrenamiento del canino, comenzar a una corta edad, así como, obviamente, que el perro disfrute de esta actividad.

Eso es lo más importante, que el perro considere divertido montarse en una patineta.

Cuando quieres que tu perro sea la estrella de este nuevo deporte urbano canino, puede ser que te obsesiones con subirlo, y esto puede hacer que el perro considere la experiencia tan traumática que nunca le quiera dar la oportunidad para divertirse en ella.

Así que, probablemente tu perro odia la patineta, porque lo obligas a subirse a ella, aunque también debes considerar que esta experiencia debe comenzar cuando el perro es cachorro, si el perro no se familiariza con ella cuando es joven, probablemente le de miedo los sonidos o las vibraciones que hace la patineta al deslizarse.

Si a tu perro no le gustan las patinetas, no lo fuerces a subirse, mejor haz que sea una experiencia divertida y de juego para que el poco a poco se anime a subirse; aunque deberás entender si nunca quiere hacerlo, los perros al igual que las personas, tienen sus gustos propios y puede ser que las patinetas sean algo que simplemente no le gusta.

Leave A Reply

Your email address will not be published.