Porque mi perro persigue animales pequeños como ardillas o pajaritos

Es muy común ver como un perro sin importar raza, tamaño o edad, sin importar nada de eso, cada que un perro ve a un animalito silvestre como ardillas, pajaritos, conejos o hasta ratones, al verlos siempre comienza una persecución, en la que tendrás que correr tú también para detener a tu traviesa mascota para evitar que lastime al otro animal y asimismo evitar que se ponga en riesgo al correr desbocado tras otro animal, ahora, si bien esto es muy común, queda el enigma y el misterio del porqué lo hace.

Porque mi perro persigue animales pequeños como ardillas o pajaritos

Esto tiene que ver con varios factores que podemos enlistar como: curiosidad, ansiedad y ganas de hacer ejercicio, pero, sobre todo, la razón por la cual un perro persigue a un animal, sobre todo los que son más pequeños tiene que ver con su instinto natural de casa.

Esa es la razón por la cual los perros siempre salen corriendo a máxima velocidad cuando ven animales pequeños, sobre todo los que son del tipo roedor.

El instinto de caza de un perro si bien se remonta a los perros salvajes que vivían en la naturaleza y debían cazar a esas presas para alimentarse, este instinto se desarrolló más cuando el hombre adoptó activamente a los perros para cazar todo tipo de alimañas y animales rastreros; en esos tiempos era una gran necesidad que los perros desarrollan al máximo potencial ese instinto de acechar, perseguir, atrapar, morder y matar a esos animales porque eran un gran peligro para las personas.

Esta característica de cazar a esos animales hizo que las personas de esos tiempos criaran a los perros para que dicho carácter fuera dominante, porque era muy necesario que los perros nos protegieran de esas criaturas, no solo para ayudar a cazar animales o proteger el ganado en los lugares silvestres, sino que también, en las ciudades se debían proteger de esos animales como ratas o ardillas.

Con el tiempo, ese gran instinto cazador se quedó muy grabado en el comportamiento y temperamento de los perros, sobre todo las razas pequeñas, cuya principal función era ser cazadores; pues bueno, en tiempos modernos ese instinto se conservó e incluso los perros más pequeños de tamaño se convierten en grandes cazadores para perseguir a los roedores.

Por lo que es muy normal que si tu perro vea una ardilla u otro animal de este tipo comience una feroz cacería, porque dentro de tu perro se ha despertado su gran instinto cazador; pero, hay que recordar que permitir este tipo de comportamientos puede significar un peligro para tu perro, ya que este tipo de animales puede transmitir una importante cantidad de enfermedades, como la rabia, además de que, el que un perro persiga a un animal de estos puede ponerlo en peligro.

Sin importar el instinto cazador de un perro, lo mejor es evitar que el perro persiga a otros animalitos. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.