Porque mi perro se asusta de todo

Perros asustadizos son cada vez más comunes, y no importa la raza, la edad o la talla del perro, cuando un canino sufre de este problema, cualquier cosa puede causar grandes estragos en su comportamiento; pero, lo más importante, es que, a ningún dueño le gusta ver a su perro asustado, pero, ¿qué se puede hacer?

Bueno, antes que correr a abrazar al perro para darle confianza, como lo haríamos con una persona, hay que saber que usar este tipo de estrategia en un perro, lo único que genera es que el miedo se afiance en su comportamiento, ya que, al abrazarlo y decirle “yo te cuido perrito”, lo único que se hace es reforzar ese comportamiento.

Entonces, la solución no es acurrucarlo, sino más bien, entender que es lo que esta detonando el miedo, para solucionarlo y darle confianza.

¿Por qué un perro se asusta?

Existe una gran correlación entre mala socialización y miedo.

Esto significa que, si no se acostumbró al perro a relacionarse con otras personas, pero, sobre todo, no tiene la confianza necesaria para desenvolverse en diferentes ambientes, eso va a desencadenar que prácticamente el perro se asuste con ruidos fuertes de la casa, con el tráfico, con los autos, con otros perros y hasta con otras personas.

Aunque, no es el único motivo que puede asustar a un perro, a veces traumas por agresiones físicas o maltratos, son una causa muy fuerte de miedo. Esto se ve mucho en perros callejeros o rescatados, animalitos que suelen ser muy asustadizos, porque su experiencia previa le dice que algo puede ser peligroso y con justa razón.

¿Cómo se puede saber si un perro tiene miedo?

El miedo en un perro es bastante obvio, y este se puede ver en su lenguaje corporal:

  • Tiembla
  • Tiene la cola entre las patas
  • Se agacha
  • Busca donde esconderse
  • Las orejas las echa hacia atrás
  • Incluso puede morder

¿Cómo se ayuda a un perro con miedo?

  1. Hay que distraer al perro de lo que está causando ese estrés.
  2. Permitirle esconderse en un lugar dónde se sienta seguro.
  3. Darle algún juguete para masticar o un premio cuando se refugia de la situación que le causa estrés, permite que el perro supere el miedo y se relaje.

Leave A Reply

Your email address will not be published.