Porque se dice que los perros odian a los carteros

Un viejo, y popular mito que existe en el mundo de los perros, es que, estos animales tienen una gran enemistad con una profesión muy antigua, los carteros, y siempre que los ven, esta vieja enemistad resurge para ladrarles sin parar. Pero, es acaso cierto ¿los perros odian a los carteros?

La verdad es que este es un viejo mito, el cual incluso está en desuso, porque los carteros, como tal, esas personas que diariamente, o una vez por semana, entregaban la correspondencia; bueno, ya no existen, porque prácticamente toda nuestra correspondencia se digitalizo.

Aunque bueno, todavía seguimos recibiendo paquetes, y no son propiamente del cartero, ya que, actualmente son varias las compañías de entrega, desde FEDEX hasta el chico de Uber Eats, quienes entregan paquetes diariamente en nuestras casas y no es que el perro los odie tanto, que les ladra sin parar.

La cuestión por la cual, un perro le ladra al cartero, o a cualquier persona que llega a nuestra casa a entregar un paquete, no es porque el perro tenga algún problema con la profesión o con las personas que entregan cosas, y más bien, es que son extraños en la puerta.

¿Qué es lo que hace un perro cuando un extraño está en la puerta?

Los perros protegen, y es su instinto, el cual les dice que, si hay un extraño, un potencial intruso, que puede significar un peligro, que lo pone alerta, bueno, un perro reacciona ladrando, para así alertar a sus dueños de que hay una posible amenaza, o que debe poner atención en eso que está sucediendo.

Otros motivos que pueden hacer que un perro ladre, a cualquier persona que llega a la casa, no solo a los que entregan paquetes, es la territorialidad de un perro. Aquellos perros que tengan un sentido territorial muy desarrollado, y que no hayan sido debidamente socializados, ladraran siempre como una forma de alerta.

De hecho, muchas personas tienen perros en casa, como una de las razones más importantes, este sentido de la protección del hogar, para alejar posibles intrusos y alertar de peligros.

Cosa que sucede con todos los que están cerca del hogar, principalmente aquellos que tocan la puerta o quieren acceder; así que, como ves, no es algo personal que el perro tenga con el cartero, que ya son pocos o cada vez nos visitan menos, y más bien, es cualquier persona extraña que quiere entrar al hogar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.