Razas de perros para personas activas

Soy un profesionista como muchos otros que existen, la diferencia es que a mí siempre me ha gustado convivir con una mascota en casa, ya que toda mi vida he tenido una con la cual he compartido momentos increíbles. Tengo 28 años, salgo muy temprano de casa al trabajo para enfrentar el problemático tráfico de la ciudad, tengo un horario relativamente cómodo y llego a casa a una hora en la que todavía puedo hacer muchas cosas, en vez de ponerme a ver la televisión el resto del día. Con estos antecedentes llegué un día con el médico veterinario que siempre ha atendido a mis perros y le expuse mi caso.

El doctor, con el profesionalismo que lo caracteriza, me hizo algunas preguntas que no me había planteado con anterioridad, como qué aficiones tengo al terminar mi jornada de trabajo, cuánto tiempo tengo para dedicarle a mi mascota, qué tanto espacio tengo para ella cuando yo no esté en casa. Todas estas preguntas sirvieron para razonar en qué raza debería seleccionar para tener un buen animal de compañía, así que respondiendo a esas preguntas empezamos a ver las diferentes razas que podrían ser elegibles. La alimentación no fue problema, ya que con mis perros anteriores me había recomendado darles únicamente alimentos balanceados Premium o Super Premium, los cuales hacen que crezcan sanos y fuertes, desarrollándose de la mejor manera y teniendo la comodidad de poder darles de comer de manera correcta, de forma rápida y segura de acuerdo a su edad y estilo de vida.

Dentro de mis aficiones están jugar futbol al menos dos veces por semana, salir a dar un paseo y después leer o salir con mis amigos. Aquí hubo otras preguntas importantes, ¿Quieres un perro de talla chica, mediana o grande? ¿De pelo corto o pelo largo? Y a esto respondí que dependería de la raza que me fuera a proponer, ya que de acuerdo a su experiencia y recomendación escogería la raza para mi futuro amigo.

Dentro de las razas propuestas, y debido a que afortunadamente cuento con un patio en donde mi mascota podría estar durante el tiempo en que estoy trabajando, me dio varias opciones haciéndome ver las diferencias entre cada una. Así, en primer lugar me habló del Labrador y el Golden Retriever, con características muy similares de perros que requieren hacer ejercicio y que podrían acompañarme a jugar o en mis caminatas y que al mismo tiempo, con paciencia y dedicación, les podría enseñar a estar dentro de casa sin causar destrozos, lo cual es muy conveniente ya que todavía vivo en casa de mis padres. Siguió mencionando algunas otras razas de diferentes tamaños y con diferentes características, en donde las que más me agradaron fueron el Airedale Terrier, con un temperamento fuerte pero al mismo tiempo cariñoso, fiel y con temple; el Boxer, un perro atlético, de muy buen comportamiento y fácil de educar; y el Pastor Belga, perro inquieto y audaz al que le gusta la compañía de los humanos y que posee una gran facilidad también para el aprendizaje.

Dentro de las razas medianas y pequeñas mencionó al Schnauzer Estándar y al Miniatura, al Fox Terrier -con carácter de perro grande pero con gran capacidad para realizar actividades en el exterior de la casa, al Border Collie y al Pastor Australiano o Ganadero Australiano, haciendo hincapié en que esta última raza es de mucho carácter por lo que siempre hay que estar alerta de sus reacciones. También me comentó la posibilidad de adoptar a uno de los muchos perros que han sido recogidos de la calle por grupos y fundaciones, haciéndome ver que aunque la mayoría son criollos, son muy inteligentes y agradecidos, se portan bien al estar solos en casa y sería excelente darle la oportunidad de vivir dignamente con los cuidados, atenciones y cariño que se merecen.

Así, sin darnos cuenta, estuvimos platicando mucho tiempo hasta que llegué a dos opciones. La primera sería adoptar una perrita, por lo que tendría que hacer visitas a diferentes albergues para ver cuál sería la ideal para mis necesidades, y la segunda opción será adquirir un cachorro de Golden Retriever, estando consciente de que en un inicio habrá que dedicarle más tiempo para enseñarle algunas cosas a fin de lograr una buena convivencia con mi nueva mascota.

Por MC MVZ Gerardo Garza Malacara

Leave A Reply

Your email address will not be published.