Razones para no darle de comer pollo a tu perro todos los días

Por costumbre y prácticas heredadas de la familia, hay muchas personas que poseen perros en su casa cuya base de alimentación diaria, todos los días, todos los meses, todos los años durante toda su vida es a base de pollo; y si bien, esta costumbre estaba OK cuando la abuelita en sus tiempos mozos le daba de comer a su perrito pollo en vez de sobras o huesos décadas atrás, estas prácticas hoy en día no solo son obsoletas, sino que además dañan la salud de nuestras amadas mascotas.

Por ello, hoy te traemos varias razones de peso, para que dejes de darle comer pollo a tu perro todos los días, si bien, es tu derecho decidir cómo alimentas a tu perro, y tú decides cuál es la dieta con la que alimentarás a tu mascota, debes saber que, cuando optas por alimentación casera, hay algo que es muy importante, es ofrecerle un alimento balanceado, que, además de proteína, en esta caso carne de pollo, además de eso debes ofrecerle grasas, cereales, carbohidratos así como frutas y verduras.

Hay que saber que, la nutrición canina tiene una gran complejidad para lograr, esto hace que la forma más fácil y simple de brindarles un alimento balanceado sea a través de las croquetas.

Pero, no nos desviemos en temas de nutrición canina, (que debes saber, está relacionado) y centrémonos en el tema del pollo, porque actualmente existen muchas personas que creen que está bien y es correcto o es la mejor forma de cuidar a sus mascotas, alimentarse diariamente con pollo, ya sea con muslos, pechugas, alitas, o es más, hay quien les da los huesos, pero, por ejemplo, hablando de huesos de pollo hay que saber que estos son los más peligrosos para un perro, ya que pueden provocar obstrucciones intestinales o las astillas de los huesos desgarres internos que en ambos casos pueden terminar en la muerte de la mascota.

Así que, los huesos en general, especialmente los huesos de pollo, deben estar prohibidos para cuando se alimentan.

Ahora, regresando al tema del pollo, hay que saber, que, y esto aplica incluso para personas, el comer una misma proteína, en este caso la del pollo, puede generar grandes problemas de salud y enfermedades de seriedad, a esto se suma, la forma en la que actualmente se produce el pollo que llega a nuestras mesas, llenos de hormonas, medicamentos, químicos que hacen que, a larga, consumir mucho pollo afecte el corazón, aumenta el colesterol, contribuye al desarrollo de obesidad, y hay indicios de una gran correlación entre diabetes, cáncer, hipertensión y otras enfermedades de cuidado.

Cómo ves, realmente es muy dañino a la salud de tu perro ofrecerle todos los días de su vida pollo como forma de alimentación.

Lo mejor es, si vas a alimentarlo con comida casera, variar las proteínas y tratar de balancear integrando vegetales, cereales y hasta frutas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.