Royal Canin busca concientizar a dueños de gatos sobre la importancia de atención médica, a través de su campaña Lleva a tu gato al veterinario

Nadie puede negar que amamos a nuestros gatos, pero la realidad es que amarlo va más allá de alimentarlo sanamente, jugar con él, consentirlo y llevarlo al veterinario es, también, una forma de demostrarle nuestro amor.

De acuerdo con una encuesta realizada por Royal Canin, solo el 40% de los dueños de gatos lleva a sus mascotas al veterinario y esta brecha generalmente comienza en las primeras etapas de la vida de una mascota, ya que solo el 50% de los dueños lleva a su nuevo gatito al veterinario después de que lo adquiere.

Al preguntarles ¿por qué no llevan a sus gatos al veterinario? entre las principales razones se encontraron: creer que los problemas con su gato son pasajeros y se pueden resolver por sí solos; una visita al veterinario suele ser muy costosa; la falta de tiempo y el estrés que implica llevarlos; y no querer sentir presión sobre otros tratamientos como la esterilización.  

Es un hecho que un gato casero tiene menos probabilidades de adquirir alguna enfermedad, que aquel que suele estar fuera y que es más vulnerable a muchas enfermedades debido a su convivencia con otros animales y al medio ambiente. Sin embargo, aunque tu gato siempre esté en casa, es importante considerar que no está exento de estar expuesto a factores que debilitan su organismo y lo hacen propenso a enfermarse.

Los felinos tienen un instinto de supervivencia que está siempre activo, esto hace que en un entorno casero no muestren sus debilidades. A menudo, solo muestran signos de enfermedad cuando éstos ya están muy avanzados. Esto se debe a que cuando vivían en la naturaleza tenían un reflejo inicial de ocultar su enfermedad o lesión para no estar en una posición débil a merced de un depredador. En consecuencia, detectar signos o malestares puede volverse todo un reto para quienes tenemos un gato a nuestro cuidado y puede que cuando lo hagamos ya sea tarde para que el veterinario lo salve.

Es por esto que, por tercer año consecutivo, Royal Canin lanza su campaña Lleva a tu gato al veterinario (Take Your Cat to The Vet) para concientizar a los dueños de gatos sobre la importancia de asistir al veterinario de manera regular y no solo por una cuestión de emergencia. Este año la marca pone énfasis en fomentar los buenos hábitos y la prevención desde una etapa temprana de la vida.


El MVZ Gonzalo Caballero, Asesor Técnico para la Comunicación Científica de Royal Canin®,nos recomienda poner especial atención en la forma en que los gatos se comunican, pues tanto orejas, bigotes y cola, son constantes indicadores de su estado físico y mental. Aun conociendo a tu felino, es importante mantener una rutina de chequeo periódica con el veterinario, pues esto te permitirá prevenir cualquier malestar y conocer mejor los signos a detectar.

Adicional, nos compartió algunos consejos para que las visitas al veterinario sean una experiencia más tranquila y libre de estrés para los gatos y sus dueños.

Entender el comportamiento del gato. El consultorio del veterinario no es familiar y tiene imágenes, sonidos y olores que pueden hacer que los gatos se sientan ansiosos o temerosos. Por lo que nos recomienda cubrir su jaula con una toalla para bloquear la vista de otros animales y amortiguar los sonidos desconocidos. Dale tiempo al gato para adaptarse al nuevo entorno.

Ayudar al gato a sentirse cómodo con su transportadora. Coloque la transportadora en una habitación de la casa donde el gato pase la mayor parte del tiempo y equípelo con ropa de cama suave y familiar, así como con juguetes especiales.

Invertir en una buena transportadora, esta tiene que ser segura y estable.

Llevar a nuestro gato a una clínica amigable. Existen algunas que han realizado cambios específicos para disminuir el estrés y proporcionar un ambiente más tranquilo para los dueños y el gato.

Si tiene más de un gato en casa, mantenga la paz. Es recomendable dejar al gato que regresa en la transportadora durante unos minutos para ver cómo reaccionan los demás gatos a los olores desconocidos y en caso de tensión hay que separarlos.

Aunque puedes conocer, entender y proteger a tu gato, lo cierto es que el consejo más indispensable para mantenerlo contento y saludable es: Prevenir. Esto lo puedes lograr llevando a tu gato periódicamente al veterinario, por lo menos cada seis meses, esto te dará muchas herramientas para cuidar de tu minino y darle la calidad de vida que se merece.

Leave A Reply

Your email address will not be published.