¿Se te olvida algo?… ¿tu bebé, tu mascota?

La paternidad es una de las etapas más emotivas en la vida, aunque también una de las más estresantes y llena de miles de dudas, sobre todo cuando se es papá o mamá primerizos. Lo mismo aplica si eres una pareja que ha optado por darles a sus mascotas el grado de “perrijos” y hacerlos parte de la dinámica familiar.

Durante el verano hay que poner especial atención a la relación que tiene el auto, su temperatura y tus hijos o mascotas, y es que en temporadas de calor, la temperatura interna en un automóvil incrementa de manera rápida y podría ser muy peligroso para tus hijos o perrijos.

Alrededor de 38 niños mueren al año dentro de un auto, por golpe de calor o hipertermia, ocurre cuando el bebé está expuesto a una temperatura elevada como para que su cuerpo pueda regularla, los órganos internos de un niño o mascota pueden llegar hasta los 40 grados centígrados, siendo mortal.

Sabemos que el ritmo de la vida cotidiana y el estrés hacen que siempre andes a la carrera; si tienes más de 2 hijos las cosas se complican y a veces hasta sus nombres se te olvidan. Pon atención a los siguientes puntos para que tus bebés y mascotas siempre estén seguras en todo trayecto de principio a fin:

Asientos: asegura a tus hijos al asiento, cerciorate de que los cinturones cierren bien y colócalos de tal manera que puedas vigilarlos por el espejo retrovisor. En el caso de tus mascotas, ya también existen asientos especiales; adaptarlos a tu auto evitará que te distraigan mientras manejas.

Nunca los dejes solos: ya sea que calcules que solo te tardas 5 minutos en el super o en ir a un cajero, no dejes nunca a tus niños pequeños ni a tus mascotas en el auto, sin importar si tienes el aire acondicionado encendido o si bajaste los vidrios. Si por las prisas y cargar el súper o mochilas te ha pasado, hoy puedes apoyarte de la tecnología, Waze recientemente incluyó la función de recordatorio la cual puedes configurar fácilmente, incluso poner el nombre de tu hijo o mascota para que al finalizar cada trayecto te recuerde no olvidarlo en el auto.

Seguros: una vez que colocaste a tus hijos en los asientos o a tus mascotas, revisa que los seguros del auto estén bloqueados para que no puedan abrirlos; puede ser sumamente peligroso ir en movimiento y que una puerta se abra. Cuando desciendes del carro y revisaste que no olvidas nada gracias a tu nuevo recordatorio, cierra el auto, incluso si está en tu cochera. A algunos niños les llama mucho la atención manejar como lo hacen sus papás, así que mantener el auto cerrado evitará que corran algún peligro.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.