Todo lo que hay que saber sobre pastas de dientes para perros

Los canes son los mejores amigos de los hombres, sus mascotas favoritas, las que le hacen compañía y con las que se viven mil y una aventuras. A cambio, solo piden amor y los cuidados necesarios para mantenerse sanos. Para el cuidado de la boca, nada como conocer los mejores productos de higiene bucal, un producto que suele pasar desapercibido por la mayoría de los cuidadores y es fundamental para mantener una salud equilibrada y completa en el animal

Cuando se piensa en el cuidado que necesita un perro, lo primero que se viene a la cabeza es una alimentación adecuada a base de pienso, las visitas rutinarias al veterinario, la desparasitación, el ejercicio, la limpieza… Pero, dentro de las labores de aseo e higiene, pocos conocen la pasta de dientes para perros, un producto que comienza a cobrar importancia gracias a los beneficios que ofrece en la salud de estas mascotas. 

¿Qué es la pasta de dientes para perros?

La higiene dental de las mascotas es fundamental para una salud integral y necesita una pasta especialmente elaborada para perros que les permita combatir la acumulación de placa o enfermedades dentales, como las caries. Entre los mejores productos para el cuidado de estos animales peludos se encuentra el Dentífrico canino. Tras este enlace, se pueden consultar los mejores para este 2020, según expertos y dueños de perros que ya los han probado.

La pasta de dientes para perros no es la misma que para los humanos y no tiene la misma composición, por lo que se debe evitar usar la pasta de dientes común para las mascotas, pues podría resultarles tóxica en algún grado.

Por otra parte, con estos dentífricos caninos se conseguirá, además de una higiene dental óptima, que lo perros tengan siempre buen aliento. Sin duda se trata de un básico dentro de los Artículos de salud para perros que no debe faltar en sus cuidados relacionados con la limpieza y la higiene.

¿Cómo usar la pasta de dientes para perros?

Lavar los dientes de un perro, sobre todo al principio, conlleva un trabajo y armarse de paciencia, pues es posible que al principio el perro presente resistencia.  Sin embargo, el esfuerzo realmente merece la pena para alargar las buenas condiciones de la dentadura del animal, a la vez que desaparece el mal aliento, algo de agradecer si se suele jugar con ellos asiduamente.

Por su salud y para mantener un aliento fresco, la dentadura y encías de perro se han de lavar al menos tres veces a la semana. Los cepillos de dientes, en sus diferentes formas, deben ir acompañados de una pasta de dientes específica para canes.

Recomendaciones de uso

La higiene bucal es un hábito que, al igual que ocurre con los niños pequeños, debe introducirse de forma progresiva en los animales. Si se intenta hacer de forma violenta, el perro lo relacionará con algo negativo. Hay que mostrarse comprensivos y entender que es más que posible que, al principio, el animal rechace el proceso de higiene dental. Es obligación del dueño hacerle sentirse lo más cómodo posible hasta que se habitúe.  

Entre las principales recomendaciones se encuentra el hacer uso de un cepillo adecuado, especialmente diseñado para perros. Al principio, hasta que el can se adapte, se puede emplear el propio dedo del propietario, pues no producirá arañazos ni será incómodo para el perro.

Como ya se ha indicado con anterioridad, siempre se usará pasta de dientes especial para perros, ya que estas han sido elaboradas especialmente para ellos. No son recomendadas ni siquiera la de niños, pues todas estas pastas de dientes para humanos han sido pensadas para escupirse, pero el animal tenderá a tragársela y pueden resultarles dañinas.

La pasta dental para perros, en cambio, esta formulada para que no le cause daño en caso de que la ingiera. Además, cuentan con enzimas específicas para controlar la proliferación de bacterias en sus dientes.

¿Por qué es necesaria la correcta higiene bucal de los perros?

El cuidado de los dientes en los animales es sumamente importante y evita problemas de salud en el futuro. Para eso, se necesita ser constantes en el cepillado con dentífrico para perros, empleándolo al menos tres veces a la semana, pero mucho mejor si se usa a diario. Además, y tal y como ocurre con los niños, es más fácil habituar al perro a un horario todos los días en el que sabe que toca cepillado de dientes.

Más allá de conseguir un buen aliento, una correcta higiene dental ayuda a conservar la dentadura del animal. El cepillado a diario disminuye la formación de sarro.

Este sarro, de no ser tratado, acaba convirtiéndose en placa al reaccionar con las bacterias de la boca. La placa es una capa dura que se fija a los dientes que para ser eliminada suele necesitar la intervención de un especialista.

La formación de placa acarrea problemas médicos más severos, como la gingivitis, que es el nombre que recibe la inflamación de las encías. Esta patología puede desembocar en la pérdida de los dientes. 

En la edad adulta, los animales que no han llevado una correcta higiene dental de jóvenes suelen sufrir de problemas periodontales. Y es que al igual que en las personas, el cuidado de los dientes de las mascotas debe ser un hábito.

Por último, la sensibilidad de dientes y encías también se debe a una mala higiene bucal. Lo mejor es visitar al especialista que dará el tratamiento más adecuado cuando aparezca alguna complicación, pero la mayoría de ellas son evitables si se cuida la dentadura desde que son cachorros.

Leave A Reply

Your email address will not be published.