Columnas

¿Qué es la digestibilidad y por qué es importante en los perros?

Hoy en día, cuando se habla de nutrición canina, hay un concepto relativamente nuevo que comienza a escucharse cada vez más con mayor frecuencia y es la digestibilidad, un concepto del cual vamos a hablar hoy en este contenido.

Si bien, hablando en términos veterinarios o de nutrición canina, la digestibilidad no es algo nuevo, pero, de alguna manera si lo es para los dueños de mascotas quienes apenas comienzan a entender y a familiarizarse respecto al mundo de la nutrición de un perro y un concepto básico que se debe dominar cuando se refiere a la alimentación de un canino es la digestibilidad.

Pero, a todo esto, ¿Qué es?

La digestibilidad es un criterio que determina que tanto de un alimento aprovecha el perro durante la digestión y que tanto deshecha en sus heces. En pocas palabras, la digestibilidad es una forma de medir cuantos nutrientes absorbe el can de la comida que ingiere.

Otra cosa que es básico saber sobre la digestibilidad es que cuando se habla de ella, se habla de los nutrientes que posee cualquier alimento y como se aprovechan por el cuerpo del perro; por decirlo de alguna manera simple de entender, la digestibilidad tiene que ver con el valor nutritivo que posee un alimento y es gracias a este criterio de medición, la digestibilidad, que podemos saber que tantos de esos nutrientes son absorbidos por el cuerpo del perro.

Esto hace que sea muy importante conocer siempre el valor de digestibilidad que posee un alimento, porque esto determinará qué tan nutrido esta un animal en base a una determinada dieta.

Y ¿cómo se determina o se mide la digestibilidad de un alimento?

Para hacer esta medición hay que entender como sucede la digestibilidad, esta se divide en 2 procesos: el primero es con la digestión de los alimentos y el segundo sucede cuando los alimentos digeridos pasan al intestino y ahí se absorben los nutrientes.

Si queremos determinar el valor de digestibilidad de un alimento, simplemente hay que medir cuanto alimento come y cuanto alimento sale a través de su excremento. Esta medición nos permitirá conocer que tantos nutrientes se absorbieron y así determinar el valor del alimento aprovechado.

Además de medir por peso la digestibilidad, otra buena manera para determinar qué tan digestible es un alimento, es analizar las heces del animal; si estas son muy olorosas, sin forma o consistencia nos indican de una forma muy visual y rápida que es un alimento de baja digestibilidad, y si por el contrario son compactas, con forma, sin olor nos indican un alimento altamente digestible.

Como regla general debes saber que alimentos de baja calidad o dietas bajas en nutrientes no son muy digestibles, esto se traduce en que el perro tendrá muchos gases e ira muchas veces al baño para hacer en gran cantidad.

author avatar
Yesica Flores