10 historias de perros: su vida cambió al cuidar mascotas

Sólo aquellos que tienen un perro pueden comprender el enorme efecto que tiene su compañía en nosotros. Convivir con animales y el amor que les tenemos da origen a grandes e inspiradoras anécdotas. Hay personas que hacen de cuidar perros y aprender de ellos un estilo de vida.

DogHero, la comunidad de amantes de los perros más grande en América Latina ha reunido diez historias de anfitriones que te inspirarán y que si amas a un perrito seguramente te darán un mejor día o hasta te animarán a cuidar de un lomito.

Son hombres y mujeres en México, que dan un espacio de su casa, pero todavía más importante un tiempo de su vida para recibir en sus hogares a perros cuyos dueños necesitan de alguien que se encargue de atenderlos durante el tiempo en que ellos no pueden hacerlo ya sea por trabajo, viajes donde no pueden llevarlos o por asuntos de emergencia.

Algunos iniciaron para generar un ingreso extra, otros buscaban una actividad que disfrutaran, y otros querían que sus cachorros convivieran con otros perritos. Pero todos tienen algo en común, una experiencia creciente en el cuidado de mascotas y un gran amor por ellas.

¿Cómo han transformado su vida hospedando perros?

Al contar con espacio y tiempo disponible en su vida diaria, Gabriela, Olga y Mitzy, son verdaderos héroes de perros, con su conocimiento y pasión han salvado la vida de decenas de canes que estaban en peligro de salud o en abandono.

1. Gabriela Flores, Ciudad de México. “Hace algunos años tuve dos perritas, Dolly y Randy, llegaron a una edad en la que por ellos aprendí primeros auxilios. Uno tenía problemas cardiacos y otro renales, tenía que canalizarlos, nebulizarlos e inyectarlos. Eso me permitió darles una mejor calidad de vida a mis mascotas en sus últimos días y hoy este conocimiento me sirve para ayudar a mis huéspedes. Por ejemplo, Canelita, un perrita ya en edad avanzada. Tenía que darle de comer en la boca y cambiarle el pañal. No podía acostarse sola porque también es ciega. Sus dueños no habían identificado cómo ayudarla. En una semana, pude establecer una relación muy cercana y de confianza con ella, e incluso descifré cómo poder apoyarla más y compartí con sus dueños algunas recomendaciones. La satisfacción de verla más independiente y disfrutando la vida es una emoción indescriptible”.

2. Olga Bathory, Puebla. Una joven anfitriona y para muchas mascotas, una verdadera heroína. “Junto con mi familia he podido rescatar a muchos perritos, y hay gente que me busca en DogHero para cuidar de perros, gatos y cuyos que ellos rescatan, y encontramos juntos una familia responsable y un hogar cómodo para ellos. La prueba más compleja para Olga ha sido cuidar a su perrita Tequila, una chihuahua que sufría de convulsiones. “con lo que generamos dando hospedaje a perritos, pudimos comprar los medicamentos y pagar los estudios del tratamiento que necesitaba. Ahora lleva 3 meses sin ninguna recaída y estamos muy felices por ella”.

3. Mitzy Resendis, Guadalajara. Comprende lo que es tener una perrita enferma y lo que implica procurar su bienestar. “A mi perrita Mika le diagnosticaron cáncer, hace un mes. Ser anfitriona me ha funcionado para que ella no se sienta sola, conviva con otros perros y así no se sienta triste. También será posible costear su operación con lo que gano en la aplicación, así como con el tratamiento posterior”, comparte.

Para otros anfitriones, contar con plataformas de hospedaje de mascotas como DogHero, les permite generar dinero extra para apoyar sus actividades del día a día e incluso apoyar, sus estudios y desarrollo profesional.

4. Melisa Saucedo, Estado de México. Es estudiante de Turismo de Negocios, trabaja en una tienda departamental y dedica su tiempo libre al cuidado de mascotas. “Soy anfitriona junto con mi mamá. Se ha convertido en un proyecto familiar y nos funciona como actividad en común que nos mantiene unidas. Lo que obtengo me permite comprar los materiales que necesito para mi escuela”.

5. Nancy Raygoza, Zapopan. Es una estudiante de veterinaria que a través de cuidar perros genera ingresos para sus gastos escolares. “DogHero me permite complementar y aplicar los conocimientos que he adquirido en mi carrera como veterinaria, además cubro los gastos de mi carrera en materiales de práctica. Esta app ha sido un aliado para poder estudiar, generar ingresos de manera independiente y bienestar a los perros que hospedo”.

6. Arnoldo Garza, Jalisco. Ser anfitrión también permite establecer conexión con una red de apasionados por las mascotas. Para, Arnoldo, entrenador físico y anfitrión de DogHero en Jalisco: “Hospedar mascotas es un complemento. Además de tener ingresos extra que llegan a los 5 mil pesos por mes, lo que más me gusta de ser parte de la comunidad es la oportunidad de crear una red de conocidos con intereses similares en cuidar de los perros y que están buscando lo mejor para ellos”.

7. Isabel Cadena, Ciudad de México. “Ser anfitriona me ha permitido mantenerme activa y ser independiente en gastos. El mayor beneficio es que puedes ampliar tu red de contactos, te inspira a convivir con otros amantes de perros, hacer amigos y es una red de personas que comparten un cariño especial por las mascotas”. Además de tener experiencia en el cuidado de los animales, siempre la labor de hospedaje se puede complementar con conocimientos extra que aumentan el profesionalismo y calidad de su servicio, por lo que tomar cursos y talleres es una actividad que muchos anfitriones buscan. “Tomo un curso de entrenamiento básico para perros, he tomado otros como el de nutrición canina y me gustaría tomar uno vivencial de primeros auxilios”.

8. Alex Sánchez, Ciudad de México. cuidar perros fue su primera oportunidad para viajar, y para generar ingresos sin afectar sus horarios escolares. “Al ser anfitrión he podido generar mayor experiencia en cuanto a cuidado de perros, aprender sobre sus necesidades y posibilidades, y resolver dudas que surgen al estar con ellos, en el salón de clases. A través del esfuerzo constante pude ahorrar y tener una experiencia de viaje inigualable con mis seres queridos”.

9. Gabriela Flores, Ciudad de México. Cuidar perros se vuelve una experiencia no sólo para el anfitrión si no para toda su familia, ha enseñado a sus hijas lo que implica tener mascotas, respetarlas y cuidar de ellas: “lo que más me satisface es poder transmitir a mis hijas el amor por las mascotas y por los perritos, que aprendan sobre las necesidades que tienen y que merecen lo mejor. Es un aprendizaje que me gusta compartir con ellas”, asegura.

10. Arturo Moreno, Monterrey. Consultor en su trabajo de día a día, disfruta de recibir en su casa otros perros por los beneficios para la socialización de Ebony, su perrita pitbull, “Los pitbull no son razas agresivas. A ella le encanta jugar con otros perros y el estar con más perritos le da oportunidad de jugar, ser paciente, y más feliz. Ha sido una experiencia de crecimiento para Ebony y para mí”.

11. Sofía Neri, Ciudad de México. Es psicóloga, tener su consultorio en casa le permite emplear su tiempo libre en generar ingresos extra a través de DogHero. “esta es la oportunidad de unir mi profesión con mi pasión: cuidar a los perritos. Me inspira a aprender sobre terapia psicológica asistida con perros, con lo que se pueden tratar distintos trastornos psicológicos. Tomo un curso introductorio y tengo que aprender sobre cómo entrenar a los canes para que asistan en estas terapias”.

Ser anfitrión requiere ser profesional, responsable y tener pasión por aprender más de los perros y de sus huéspedes. Su motivación principal es tener perros felices, generar un ambiente de hogar y darles todo el amor que su familia les brinda.

Leave A Reply

Your email address will not be published.