Alimentación

¿Cómo hago para que mi perro se coma sus croquetas?

Mi perro es súper melindroso, y siempre que es la hora de la comida, nunca se quiere comer sus croquetas, ¿qué puedo hacer?

Que un perro no quiera comer su alimento puede suceder por muchos motivos, y detectar porque está pasando, será la única forma en la que puedas para resolver este problema.

Pero, ¿por qué un perro no come sus croquetas?

Cómo te lo explicaba, hay muchas razones por las cuales esto sucede, hoy hablamos de las principales y como resolverlo.

Le dan entre comidas

Si tienes un perro que come entre sus comidas, otras cosas, como dulces, papas, comida o incluso, recibe las sobras de la comida o le dan de comer de la comida humana, entonces provocará que el perro ya no quiera comer sus croquetas, después de todo, le dan cosas más ricas, con más sabor que las croquetas.

Solo piensa, que pasa cuando comes saludable con ensaladas, vegetales y carne magra; si de repente un día te dan a probar tacos o hamburguesas, seguramente te será muy difícil regresar a las ensaladas, que no serán apetitosas o antojables. Lo mismo pasa con un perro.

Si quieres que se coma sus croquetas, no le des otras cosas.

Es un alimento de baja calidad

Esta es otra de las principales razones por las cuales un perro no se come un alimento, y no solo es porque el perro al comerlo detecta que se queda con hambre y no se siente bien; tambien los alimentos de mala calidad no son atractivos en aroma para los perros, eso hace que simplemente no les atraiga comerlo.

La manera para solucionarlo, es buscar un alimento premium para perros que sea altamente digestible, muy palatable para que no se puedan resistir a la hora de la comida.

Es muy seco

Este problema de la sequedad, tambien es muy característico en alimentos comerciales, los cuales al ser más harinas y tener menor control de calidad, no se preocupan en que la croqueta este aceitosa y no sea tan seca.

La solución insisto para este tipo de problemas, es buscar una marca de mejor calidad que ofrezca los nutrientes que necesita el perro, aunque tambien puede ayudar servir estas croquetas con un poco de caldo o inclusive se han desarrollado salsas para aderezar las croquetas.

Mal almacenamiento

Finalmente, otra cosa que puede hacer que el perro no quiera comer el alimento, es que no se guardan apropiadamente las croquetas, esto hace que pierdan su aroma, aceites y las propiedades nutricionales que tienen.

La solución para este problema está en guardar las croquetas en lugares herméticos que eviten la descomposición del alimento.

author avatar
Staff Conociendoamiperro.com