¿Cómo lograr una adopción responsable de un perro adulto?

437

La situación de animales de compañía en México es un tema muy preocupante ya que, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los aproximadamente 18 millones de perros en el país, únicamente el 30% cuenta con un hogar, mientras que el otro 70% vive en las calles, corriendo riesgos de enfermedades al no contar con techo, ni alimento seguro.

En este sentido, la adopción es una gran forma de darles una segunda oportunidad. A pesar de que usualmente se busca adoptar a cachorros, adoptar perros adultos también tiene sus ventajas y, desde el primer momento que lo lleves a casa, te darás cuenta que lo harás muy feliz, pues habrá encontrado en ti un compañero por el resto de su vida. Además, los perros adultos son perfectamente capaces de ser enseñados y  comprender el refuerzo positivo, como ganar premios cuando hacen algo bien, ya que tienen un mayor enfoque y pueden poner más atención.

Sabemos que el proceso de adopción puede ser un poco abrumador, por ello, Ganador®, alimento para perros 100% completo y balanceado, comparte algunas convenientes acciones para tomar en cuenta para que puedas adoptar a tu nuevo mejor amigo. 

  1. Acudir a un centro de adopción. Existen múltiples centros de adopciones, por lo que, una vez que hayas identificado alguno de tu interés, es importante que investigues más sobre él. Lo mejor es acudir personalmente a visitar el lugar, de esta forma, no solo tendrás más información sobre el refugio y conocer más sobre el proceso de adopción, sino que, además, te ayudará a conocer a tu nuevo amigo, ya que esta es la única forma en la que ambos podrán sentir conexión gracias a ese primer momento tan maravilloso. Una vez llevado a cabo el proceso requerido, no olvides solicitar el historial médico, así como la cartilla de vacunación o desparacitación, según aplique.
  • Veterinario de cabecera. Así como los seres humanos acudimos al doctor para revisiones periódicas, nuestras mascotas también necesitan de inspecciones constantes. Lo ideal es elegir un veterinario de cabecera, acudir a las consultas de revisión de tu mascota y mantener al día su esquema de vacunación. Según cifras del INEGI, únicamente el 42% de los dueños llevan al veterinario y el 33% nunca lo ha hecho.
  • Nutrición balanceada. El veterinario te ayudará con la recomendación de alimento ideal para tu nuevo peludo, misma que debe cubrir sus requerimientos de acuerdo con su tamaño, peso y necesidades específicas. Ganador® ofrece diversas opciones de alimento seco y húmedo que contribuyen a la salud de los perros.  Uno de ellos es la nueva edición limitada de Ganador® Original Sabor Grilled Meat bajo la licencia de Disney® y los 101 Dálmatas, el cual, además de ofrecerle a perros adultos de razas medias y grandes un delicioso sabor, está elaborado con el sistema de benficios Life Defense, contribuyendo a que tengan piel y pelo saludables, así como huesos y músculos fuertes y una óptima digestión. Es probable que tu nuevo mejor amigo esté acostumbrado a otros alimentos, por lo que es importante tomar en cuenta que para cambiar de un alimento a otro, esta transición debe ser gradual, comenzando con 80% del actual por 20% del alimento nuevo, e ir disminuyendo e incrementando respectivamente en un 20% cada día, durante cinco días.
  • Sociabilidad. Deberás considerar paseos diarios donde pueda compartir, jugar, experimentar, liberarse, olfatear, y convivir con otros perros y personas. Sin duda, deberás de darte un espacio diario como padre responsable de tu nuevo mejor amigo y dedicarle tiempo de calidad. Es importante tomar en cuenta que la actividad física que realice, debe de ser de acuerdo con su edad y condición física, la cual podrás conocer gracias a una valoración del médico veterinario.
  • Educación. Sin importar la edad, es algo básico, y aunque suele ser más fácil educar a un perro cachorro, no es imposible hacerlo con un perro adulto; con paciencia y constancia podrás enseñarle desde cosas básicas como indicarle donde hacer sus necesidades, hasta enseñarle diferentes trucos como acudir a tu llamado, sentarse, acostarse, quedarse quieto, entre otros.

Estas son algunas recomendaciones que te ayudarán a incluir de una manera más rápida y responsable al nuevo integrante, al mismo tiempo que lo ayudarás a mantener una vida física y mental saludable y, así, iniciar una nueva etapa juntos porque todos… ¡somos familia!

Leave A Reply

Your email address will not be published.