Cuidados del perro senior

El tiempo no perdona; es lo único que no tiene remedio ni forma de frenarse, y eso hay que aceptarlo y afrontarlo con madurez. No es un factor que nos limite a realizar algunas actividades, pero sabemos que nuestras capacidades no serán las mismas que cuando éramos jóvenes. Nuestra fuerza ha disminuido, nuestra capacidad atlética también, aun siendo deportistas y teniendo condición física serán diferentes a las que teníamos hace algún tiempo.

La mejor manera de elegir una mascota para convivir en esta etapa de la vida dependerá del estado en el que nos encontremos. Si somos activos y gustamos de realizar caminatas, existen razas con las que podemos interactuar de mejor manera, y pueden ser razas de cualquier tamaño. Si por el contrario buscamos una que sea más tranquila podemos considerar algunas como el Rottweiler, Doberman y Pastor Alemán dentro de las razas medianas y grandes, siempre y cuando reciban al menos un adiestramiento básico para que adquieran comandos y puedan manejarse con la voz o con señales a fin de controlarlos sin el empleo de gran esfuerzo y de que sirvan como seguridad para estas personas.

Se ha comprobado científicamente que acariciar a un perro o a un gato disminuye la presión sanguínea y quita el estrés, lo que en estos tiempos es un factor importante para conservar la salud en gente de edad avanzada. Si el propietario quiere sólo compañía, un gato puede ser la solución ya que son juguetones pero son fáciles de controlar además de que son limpios y educados y no requerirán de tiempo para su educación, sin embargo hay que luchar contra las creencias y mitos que se han generado alrededor a estas excelentes mascotas que en un futuro muy cercano serán el animal de compañía por excelencia. En caso de desear un perro, éste puede ser de una raza pequeña como el Yorkshire Terrier, French Poodle, Pomerania o Chihuahueño. Otra raza que también puede estar incluida en este rubro es el Basset Hound, un perro de mayor talla sin mayor requerimiento de ejercicio como lo tendría un perro Pointer, Setter Irlandés, Labrador o Weimaraner.

Obviamente, antes de seleccionar una mascota se deben contemplar ciertas cuestiones importantes como la disponibilidad de espacio para la mascota, tiempo para dedicarle y estilo de vida del propietario, factores que en ningún momento deben ser excluidas del proceso de selección, al igual que su nutrición, para la cual actualmente contamos con alimentos balanceados para los diferentes estilos de vida y etapas por las que atravesará la mascota durante su vida a nuestro lado. Con estos alimentos nuestra mascota estará bien nutrida y en prefectas condiciones sin importar su raza o tamaño.

Por MC MVZ Gerardo Garza Malacara

aracalam@prodigy.net.mx

Leave A Reply

Your email address will not be published.