Columnas

Desafíos de la medicina veterinaria y el bienestar animal

Datos del gobierno de México destacan que, al cierre del año pasado, había 115 mil médicos veterinarios y zootecnistas, que dan atención a una parte importante de los 80 millones de perros y gatos que forman parte de la población de animales de compañía[1].

“Si bien, hay un mayor número de especialistas, tenemos el desafío de concientizar a la población sobre la importancia del bienestar animal y la atención de las mascotas, sobre todo entre los tutores para llevar a sus mascotas a las visitas periódicas”, señaló el MVZ Ernesto Ávila, presidente de Grupo Amascota del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y Nutrición Animal (CONAFAB).

Asimismo, compartió que “hoy en día, la consulta veterinaria se presenta, principalmente, cuando ocurren emergencias médicas provocadas por mordeduras, problemas gastrointestinales, infecciones, no por cumplir un esquema preventivo para cuidar la salud y bienestar de las mascotas”.

La medicina veterinaria moderna se ha transformado para atender múltiples padecimientos y disfuncionalidades en perros y gatos, que al acudir de manera periódica con el especialista pueden mejorar su calidad de vida, incluso lograr la detección oportuna de enfermedades y ofrecer tratamientos adecuado para cada caso.

Como tutor es importante saber que al acudir a una veterinaria el primer contacto será con un médico general, que dependiendo del resultado de la evaluación que haga sobre la salud de perros y gatos podrá canalizarlos con algún especialista, algunos de los más comunes que podemos encontrar son los siguientes:

Nutriólogo: en los últimos años, han aumentado los casos de este tipo de enfermedades en nuestros perros y gatos, sobre todo al ofrecer dietas altas en hidratos de carbono, lo que ha detonado enfermedades como diabetes, obesidad, pancreatitis e incluso cáncer. La nutrición en las mascotas es fundamental, por lo que tener una dieta adecuada para cada etapa de su vida es vital y este tipo de especialistas podrá ayudar con un esquema preventivo, sin embargo, si ya presenta algún padecimiento asociado a la misma también podrá establecer un mejor control y tratamiento.

Cardiólogos: se estima que por lo menos un 10% de animales de compañía padecen enfermedades de este tipo, que suelen manifestarse de manera frecuente en razas cruzadas de menos de 20 kilos y en edades de los 5 a 8 años como: caniche, yorkshire terrier, teckel, bichón, Shi-Tzu, schnauzer mini, pomerania, Jack Russell, fox terrier o incluso en especies gigantes como:  dóberman, boxer, lobero irlandés, gran danés, labrador, golden retriever, pastor alemán y San Bernardo. Por ello la relevancia de mantener un esquema de prevención y vigilancia continua, más cuando se trata de alguna de estas especies.

Etólogo: es el especialista indicado para corregir el comportamiento animal, son comparables a psicólogos de animales. Su principal función será comprender y modificar el comportamiento de los animales, especialmente aquellos que muestran problemas como miedos y fobias.

Ortopedista: a pesar de lo intrépidos y ágiles que se pueden mostrar nuestras mascotas, en muchas ocasiones el exceso de actividad sobre todo cuando son saltos constantes o brincos de gran altura pueden ir deteriorando sus extremidades, en muchas ocasiones no se trata de fracturas, pero la no atención adecuada puede traer como consecuencia el aumento progresivo y degenerativo de sus patas incluso a temprana edad.

Los expertos de Grupo Amascota, recomiendan cuidar su bienestar, y la mejor forma para ello es acudir de manera preventiva con el especialista que te brindará información adecuada sobre su nutrición, estado físico, social y emocional.


[1] https://www.economia.gob.mx/datamexico/es/profile/occupation/veterinarios-y-zootecnistas?quarters3=20231

author avatar
Yesica Flores