Homeopatía en Mascotas

Cada vez más personas buscan más y diversas alternativas para la salud de sus mascotas. Algunos médicos veterinarios dedicados al cuidado de las mascotas sostienen que los dueños de éstas se han convencido, a través de sus propias experiencias positivas, de que sus perros o gatos también gozan de los beneficios de las técnicas alternativas. La homeopatía es parte de lo que se conoce en la actualidad como “medicina alternativa”, en donde en la búsqueda de una recuperación de la salud de la mascota se busca el menor número de efectos secundarios, como sería el caso de gastritis medicamentosa.

El principio básico de la medicina homeopática “simili similibus curant” consiste en el tratamiento del mal por el mal, esto es a través de un producto o substancia (de origen animal, vegetal o mineral) responsable de un padecimiento cualquiera que se diluye hasta alcanzar una dosis infinitesimal que permite combatir la enfermedad. El enfoque integral trata al individuo entero, esto quiere decir que enciende el cuerpo interno de la fuerza de curación y estimula las habilidades naturales del cuerpo para curarse a sí mismo. Para esto se requiere que nuestro perro o gato se encuentre bien nutrido, darle a su organismo los nutrientes que necesita para reconstruir su salud, esto debe hacerse preferentemente con alimentos Super Premium o Premium que cuentan con un balance adecuado para la salud de nuestra mascota.

Para mucha gente, emplear terapias alternativas es algo novedoso, sin embargo la mayoría de estas opciones datan de mucho tiempo atrás. Dentro de estas se encuentra, además de la homeopatía, la acupuntura, acuapuntura (inyección de soluciones), variaciones térmicas (frío, calor), acupresión (presión en puntos específicos), fitoterapia (administración de extractos de plantas), dietoterapia (a través de diferentes sabores, dulces, amargos, salados, etc.). Algunas de ellas han sido adaptadas con métodos modernos, como es el empleo del laser en puntos específicos como si fuera acupuntura, empleada por los chinos desde siglos atrás, o el uso de cargas eléctricas en estos mismos puntos en el caso de la electro acupuntura. Algunas más populares que otras pero en todos los casos debemos reconocer que la medicina alternativa está presente en nuestra sociedad y empieza a crecer al igual que en los humanos, siendo las más frecuentes la acupuntura, quiropraxis y la homeopatía.

La homeopatía es un tipo de medicina diferente, con características propias y bien definidas que se ha desarrollado a partir de una doctrina fundada en las leyes naturales. Se considera que toda manifestación de enfermedad responde a un estado previo de desequilibrio, de sensibilidad, de predisposición que posibilita que el cuerpo se enferme tanto en lo físico como en lo psíquico, ya sea por factores internos o externos. De aquí la diferencia, en donde los alópatas llamamos enfermedades, para los homeópatas son síntomas de un desequilibrio más profundo.

Para llegar a un diagnóstico, el médico veterinario homeópata no sólo investigará la enfermedad aparente mediante radiografías, ecografías, análisis o métodos que considere apropiados, también necesita hacer un examen profundo de la fuerza vital, en donde se requiere del apoyo absoluto y fidedigno del propietario, ya que se realiza un interrogatorio en donde se intentará conocer los gustos del paciente, sentimientos, sensibilidad al frío, al calor u otros factores climáticos, sus reacciones ante distintas situaciones, la forma en la que duerme, su humor al levantarse, su estado de ánimo, sus formas de relacionarse, en fin una serie de datos para lograr establecer un cuadro que defina la individualidad de cada paciente (que no es posible en el caso de la medicina veterinaria de manera directa con el paciente), que es único e irrepetible. Una vez que el médico logra un diagnóstico, debe encontrar cuál es el remedio indicado para ese paciente en particular.

Las terapias alternativas son diversas y todas ellas sirven para tratar diferentes padecimientos, infecciones, trastornos metabólicos, dolor, entre otros. Para seguir estos tratamientos holísticos, al igual que para los tratamientos convencionales (alopatía), siempre será importante que sea a través de un médico veterinario especialista en perros y gatos.

Por MC MVZ Gerardo Garza Malacara

Leave A Reply

Your email address will not be published.