Los mitos más recurrentes en la alimentación de las mascotas

 

Uno de los temas que atañe a buena parte de la población y ha sido foco de investigaciones y diversos estudios en los últimos años, es la alimentación para mascotas. Los perros y gatos se han convertido en integrantes importantes de las familias mexicanas, y su salud y esperanza de vida dependen de los cuidados que se les brinden.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 39.7 millones de mexicanos tienen un perro en su hogar y 6.8 millones un gato[1], y una pregunta esencial que debe hacerse todo dueño responsable, es ¿cómo saber si estoy alimentando correctamente a mi mascota? En este sentido, es un deber esencial identificar las necesidades nutricionales que tiene un animal de compañía.

Al ser un tema que se ha vuelto relevante y a partir de la preocupación por asegurar la mejor alimentación posible a perros y gatos, un grupo de especialistas en salud y nutrición animal crearon el “Primer Consenso para Promover la Nutrición y la Salud de las Mascotas en México”, y nos aclaran algunos mitos referentes a su adecuada alimentación, y enfatizan algunas recomendaciones.

Mito 1: Cualquier croqueta de venta en un establecimiento es ideal para alimentar a mi mascota.

Realidad: Existen diferentes tipos de croquetas especialmente elaboradas para cubrir las necesidades de cada mascota según la etapa de su vida, de su tamaño, su masa muscular y si padece alguna enfermedad.

 

Mito 2: A una mascota que padece obesidad, hay que darle menos alimento.

Realidad: En los últimos años se ha observado que muchas mascotas llevan una vida más sedentaria, por lo tanto, probablemente su requerimiento de carbohidratos sea menor. Sin embargo, el Médico Veterinario o el especialista en nutrición animal pueden evaluar su condición y determinar qué producto con estas características puedes darle para satisfacer sus necesidades nutricionales sin sacrificar la cantidad de alimento que necesita ingerir la mascota.

Mito 3: La croqueta es muy grasosa y tiende a generar obesidad.

Realidad: Ciertas grasas son buenas y necesarias en la alimentación de las mascotas, al ser una fuente de energía. La cantidad que deben consumir perros y gatos está determinada por la calidad, su aplicación en el alimento y su estilo de vida. Un bulto de alimento contiene entre 10 y 12% de grasa, sin embargo, varía de acuerdo a la edad del animal de compañía y la energía que requiere. Una recomendación es checar  la información nutrimental que aparece en los empaques de los alimentos que compren.

 

Mito 4: Debemos combinar croquetas y comida para consumo humano para que la mascota “no se aburra”.

Realidad: La comida para consumo humano puede tener ingredientes no saludables para la mascota. Las croquetas están elaboradas con saborizantes especiales y mezclar ambos alimentos podría redundar en:

  • Menor digestibilidad.
  • Heces no tan firmes y olorosas.
  • Pelajes sin brillo.
  • Impacto negativo en la salud.

 

Los alimentos que comemos los humanos y no se deben dar a los perros son: chocolate, algunos lácteos, aguacate, uvas y todo tipo de berrys, cebolla, ajo, chayote, nueces de macadamia, hígado, café, té, levaduras. Por su parte, los gatos no deben comer: uvas, naranjas, toronjas, aguacates, limones, cebolla, ajo, papa, jitomate, chocolate, café, té y algunos lácteos.

Y en el caso de las mascotas con necesidades específicas como por ejemplo obesidad, problemas de piel o riñones, una dieta no adecuada podría comprometer aún más el padecimiento.

Es importante hacer énfasis en la importancia de que el Médico Veterinario sea quien determine qué tipo de alimento es el ideal para cada mascota, pues es el experto que tiene las bases científicas para poder recomendar qué, cuánto, cómo y con qué finalidad se instaura un programa nutricional. Informándote correctamente y atendiendo los cuidados adecuados, garantizarás una larga y buena calidad de vida para tu mascota.

#YoAmoAMiMascota #SaludAnimal

****

Fuentes de consulta:

[1] https://bit.ly/2BjaFyz

Leave A Reply

Your email address will not be published.