Porque mi gato me muerde y luego me lame

Los gatos son animales muy peculiares con un comportamiento muy particular que puede ser malentendido la mayoría de las veces, ya que, muchas personas pueden considerar diversos comportamientos felinos como extraños, especialmente cuando los gatos muerden y luego lamen, lo cual para muchas personas puede ser considerado una especie de bipolaridad animal; pero, este tipo de malinterpretaciones injustas por cierto, son muy comunes, sobre todo cuando se desconoce el comportamiento felino, puesto que, hay que saber que, detrás de estas conductas hay muchas razones.

Pero, lo primero que debemos saber acerca de los gatos, es que estos animales tienen un comportamiento social distinto al del perro, así que nunca, ni en un millón de años, sería justo comparar a los gatos con los perros, simplemente por el hecho de que son animales muy distintos; pero, el que sean distintos no significa que los perros puedan querer más a sus dueños que los gatos. De hecho, en recientes estudios del comportamiento felino se ha demostrado que los gatos son igual de apegados que sus dueños, la única diferencia, es que un minino demuestra su afecto de forma distinta.

Así que, pensar que el hecho de lamer, sea una manifestación de cariño, como lo haría un perro, es incorrecta. Hay que tener en mente que para un gato el lamido está relacionado con el proceso de acicalamiento, algo que también pueden hacer con sus dueños; y otro detalle muy interesante es que, los gatos también muerden durante el acicalamiento, este es un comportamiento bastante natural cuando los gatos se acicalan, o mejor dicho se limpian.

Aunque, también hay que considerar que cuando un gato muerde, es una forma en la que te dice que algo no le gusta, es una especie de advertencia, para indicarte que algo que estás haciendo, no le está gustando. Esto que significa, bueno, puede ser que acaricies a tu gato, mientras él te está acicalando, pero, si llegarás a ser muy brusco con tus caricias, o acariciar una zona de su cuerpo, como las patas o el lomo, en dónde no le gusta que lo toquen, bueno, morderte es una forma de decirte “no lo hagas”.

Sin embargo, la razón más aceptada por los expertos de comportamiento felino, cuando explican porque los gatos lamen y muerden, nos lleva de regreso al acicalamiento, ya que un gato puede morder o mejor dicho roer, porque eso hacen ellos cuando se acicalan su cuerpo para suavizar la piel o quitar elementos extraños de su pelaje; así que, al acicalar a su dueño, tendrán el mismo comportamiento que si acicalaran su cuerpo.

¿Cuándo deben preocuparte las mordidas de un gato?

Cuando estas te causen dolor, te sangren o te lastimen, especialmente cuando el gato te muerda sin razón aparente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.