Adiestramiento

¿Qué son los refuerzos positivos?

Desde hace más o menos una década, el entrenamiento canino, ha tomado un gran énfasis en la vida moderna de las nuevas familias y ahora, son más los dueños responsables de animales de compañía, que dan importancia a este tema para entrenar y educar a sus perros, para propiciar una correcta y sana convivencia en familia.

Lo que antes eran gritos y regaños cuando el perro se portaba mal, ahora hay una forma distinta de entrenamiento, en el cual los refuerzos positivos son parte integral de la educación de un perro durante todas las etapas de su vida, desde que es cachorro hasta que se convierte en un perro adulto, pero, ¿qué es el entrenamiento positivo?, ¿qué son los refuerzos positivos?

¿Qué son los Refuerzos Positivos?

Es una forma de entrenamiento en la cual el perro aprende que es lo que desea su dueño que haga mediante el uso de elogios y premios cuando el perro hace algo bien.

Anteriormente, cuando el perro se portaba mal, hacía travesuras, mordía cosas o saltaba en las personas, se le gritaba, pegaba y regañaba; pero especialistas en conducta animal descubrieron que los perros no aprendían tanto o no entendían lo que hacían mal y seguían repitiéndolo, mientras que, cuando se premiaba al perro, cuando hacía algo bueno, como hacer sus necesidades donde su dueño quería, no saltar a las personas, y no morder cosas, cuando el perro se portaba bien y era halagado y premiado con afecto y comida, este comportamiento se hacía constante y el perro en cuestión lo repetía en la búsqueda de esos premios.

En los perros aplica muy bien el viejo dicho de “se atraen más moscas con miel que con hiel”, y fue ahí cuando se entendió que los perros aprenden mediante refuerzos positivos, premiando buenas conductas, a diferencia del uso de castigos y regaños.

Una vez los refuerzos positivos se hacen rutina, el perro aprende nuevas formas de comportamiento, sin desgaste emocional, ni del perro, ni del amo.

¿Cuáles son los Refuerzos Positivos que puedo usar con mi perro?

  • Caricias y contacto físico cariñoso
  • Halagos verbales entusiastas
  • Premios comestibles

Usando el refuerzo positivo, verás cómo cambia la actitud de tu mascota y todas esas cosas que hacía mal, comenzará a cambiarlas con paciencia, constancia, rutina y muchos halagos.

author avatar
Edgardo Flores